viernes 10 de enero de 2020 - 12:00 AM

Netiqueta

Si aprendemos etiqueta y protocolo podremos mostrarnos con lujo de modales en los momentos importantes de la vida, evitando incurrir en chambonadas que a veces cuestan caro
Escuchar este artículo

La convivencia social impone algunas formas que facilitan la interacción de las personas y cuya observancia define las maneras de relacionarnos cortésmente.

La etiqueta comprende reglas que deben cumplirse en todos los eventos sociales a fin de darle elegancia a nuestras actuaciones y va íntimamente ligada a los protocolos o guías que nos indican lo que debemos hacer para cumplir con aquella.

La etiqueta nos indica que debemos saludar con cortesía a las demás personas y el protocolo nos dice de qué manera tenemos que hacerlo y aunque la primera es siempre igual en todas las ocasiones, las normas protocolarias varían dependiendo de factores como la edad, la dignidad y las situaciones especiales.

En el viejo siglo existió un manual de etiqueta y protocolo que se conoció con el nombre de “Manual de urbanidad y buenas maneras para uso de la juventud de ambos sexos en el cual encuentran las principales reglas de civilidad y etiqueta que deben observarse en las diferentes situaciones sociales...”: la Urbanidad de Carreño.

Si bien es cierto han cambiado las situaciones, siempre habrá formas que deberán cumplirse, asunto que es de vital importancia en los temas diplomáticos en donde un error de etiqueta, como el no saber qué lugar ocupar en los actos públicos, puede traernos consecuencias molestas, cuando no graves, si se trata de asuntos de Estado.

Ahora existe un conjunto de normas de comportamiento para el uso del internet, especialmente de las redes sociales llamado netiqueta, que no es otra cosa que las pautas de conducta que debemos observar cuando hacemos uso de estos nuevos modelos de comunicación social.

La etiqueta reclama y el protocolo define, por ejemplo, cómo se distribuyen las personas en un vehículo si lo conduce el anfitrión o si lo hace un tercero; le informa cómo debe ir vestido en su visita al Papa y qué tratamiento darle a la reina Isabel de Inglaterra, donde las normas de comportamientos son extremadamente estrictas.

Si aprendemos etiqueta y protocolo podremos mostrarnos con lujo de modales en los momentos importantes de la vida, evitando incurrir en chambonadas que a veces cuestan caro.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad