viernes 19 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Salvemos a Santander

Hay cosas que nos cuesta trabajo entender y una de ellas es determinar la razón por la cual un Congreso como el que sufrimos los colombianos pueda llegar a estar tan desprestigiado cuando sus miembros son verdaderos pro-hombres que bien ¿vale la pena reelegir?

Lo decimos porque el panorama que se nos presenta es reeleccionista y si los candidatos que quieren continuar representándonos son los más honrados, los más eficaces, los únicos competentes, no entendemos la razón por la cual las instituciones en las que hoy están y a las que desean volver, sean una verdadera vergüenza nacional.

La verdad a enfrentar es que en Colombia el voto de opinión casi nunca ha funcionado y esto hace que lo único efectivo sean las maquinarias políticas capaces de manejar una votación específica y en muchos casos necesaria para continuar en lo mismo.

Desde esta óptica, volverán al Congreso los mismos que lo conforman hoy y entonces no habrá ninguna razón para pensar que las cosas vayan a cambiar y por lo tanto tendremos otro período más de vergüenza legislativa.

Además, el común denominador de las campañas es la ausencia absoluta de ideas, propuestas o proyectos; por lo tanto, son las caras retocadas lo único que tienen para presentar a sus votantes y las poses de patriotas que buscan esconder un pasado incapaz de sustentar una candidatura.

Esto significa que nos espera simplemente más de lo mismo, es decir, más vergüenza, más incompetencia y más abandono de nuestra región que por nuestra propia culpa continuará viendo cómo la cárcel seguirá siendo el destino final de muchos de los elegidos.

Sentimos que todavía se pueden cambiar las cosas; si quienes estamos hartos de lo vivido nos lo proponemos, podemos renovar la representación santandereana llevando caras nuevas para que, al menos, nos quede la satisfacción de intentarlo, así después nos toque volver a ver cómo los que entran por la puerta grande del Capitolio terminan saliendo por la puerta chica de nuestras cárceles. Necesitamos un equipo que trabaje honestamente por la región. Intentemos un cambio, el futuro nos lo terminará agradeciendo o reclamando.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad