viernes 22 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

La pepa que le falta a la maraca

según el delegado del Mintransporte él no participó en la reunión en la que se debatió la creación de las rutas complementarias. Metrolínea afirma que sí.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Eneas Navas

En mi columna del pasado 28 de junio titulada “final, se acabó”, anuncié que para la integración del transporte masivo y colectivo en la ciudad metropolitana de Bucaramanga, el año había terminado en razón de la modificación de los cronogramas de integración que postergaban la búsqueda de la solución de la problemática a la siguiente administración, por lo que el punto final anunciado para las pruebas piloto, en perjuicio de las personas con menor capacidad económica, es una desagradable sorpresa que revela una contradicción entre la política pública preelectoral y la realidad actual.

En busca de la pepa que le falta a la maraca, para entender o por lo menos comprender el cambio entre aplazamiento y terminación (saber qué pasó entre junio y octubre), encuentro las denuncias presentadas ante la Procuraduría y la Fiscalía por el delegado del Ministerio de Transporte ante la junta de Metrolínea, Juan Gonzalo Jaramillo, según las cuales él no participó en la reunión del 29 de noviembre de 2017 en la que se debatió la creación de las 14 rutas complementarias que se suspenderán, mientras Metrolínea afirma que sí asistió.

Sin embargo, mayor razón es que Metrolínea cumple cuatro años informando verdades a medias y sin un soporte jurídico que entienda los contratos de concesión para poder cumplir los compromisos de los cronogramas, pero, en cualquier caso, lo que importa hoy son las medidas que se adoptarán para que los problemas no se trasladen al usuario y el usuario al transporte informal.

Metrolínea debe concentrarse en el transporte masivo de largas distancias, reducir su sistema de alimentación y dejar el resto de la ciudad al transporte colectivo tradicional, pues no hay otra salida para no tomar el tobogán de la liquidación.

Nota bene: Al entregar esta columna de hoy, que es de ayer, poco se sabe del desarrollo de las marchas en las cuales al parecer cada cual marchará contra su propio descontento y las verdades a medias, por ejemplo, queda claro que la representación democrática está fallando y que los ingredientes para el éxito de la protesta y la catástrofe son los mismos... están puestos... y solo falta el pitazo inicial.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad