martes 25 de junio de 2019 - 12:00 AM

Palabras inútiles

España nos da ejemplo de que la ley es para todos, desde la Corona hasta el más simple ciudadano, político, artista o semidiós del deporte.
Escuchar este artículo

Muchas celebridades parecen gozar de “Estado de opinión”, y pasar por encima de las obligaciones y derechos que todos los demás mortales debemos cumplir. En algunos países lo logran, como Colombia o Brasil. En general en donde predominan los regímenes populistas autoritarios y corruptos. España nos da ejemplo de que la ley es para todos, desde la Corona hasta el más simple ciudadano, político, artista o semidiós del deporte. No sé si a los Messi los hubieran juzgado en Argentina o a Neymar en Brasil o a Shakira en Colombia. Es posible que el “heroísmo” suba como la espuma en la medida en que los límites legales son traspasados o burlados. Pasa sobre todo con los caudillos, mientras son caudillos, o eso al menos esperamos, así de por medio ocurran grandes tragedias, como pasó con la Guerra Civil española, resultado de un golpe de Estado y de 40 años de sangrienta y cruel dictadura. Hoy día los historiadores dudan si el “Generalísimo” haya sido Jefe de Estado, y la memoria histórica ha ido reduciendo su talla, al punto de que muy pronto sus restos irán a un cementerio común. El Estado de opinión de Franco ni siquiera necesitó de plebiscitos, referéndums o encuestas. Franco al menos fue sincero, lo suyo era una dictadura pura y dura; ni más ni menos que bajo la sombra de Carl Schmitt, y tal vez de Donoso Cortés y su “dictadura del sable”, muy apreciada por Schmitt.

El superjuez Moro –ahora ministro de Justicia-, campeón de la anticorrupción en Brasil está en entredicho por sus actuaciones “non sanctas” e ilegales, fundamentales para el triunfo de Messias Bolsonaro. ¿Permitirá su caída el “antipresidente” –como llaman a Bolsonaro- del Estado de opinión brasileño? Es tanto como si Maduro juzgara a Diosdado o al general Padrino después de la tibia visita de la Comisionada Bachelet a Caracas.

Post scriptum. ¿Qué opinará de nosotros la inteligencia diplomática europea después de la visita del joven Duque? “The Economist” ya lo dijo.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad