martes 18 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Palabras inútiles

Que el joven Duque sea creyente de un exmesías y de una divinidad católica, es una actitud que revela el talante de este gobierno.
Escuchar este artículo

El presidente Duque dice ser creyente de la inocencia del senador Uribe. Ha dado en revelar en intervenciones públicas de Jefe de Estado varias de sus creencias, por ejemplo, en la virgen de Chiquinquirá, y lo mismo hace la vicepresidenta Ramírez. Olvidan que Colombia optó desde 1991 por ser un Estado aconfesional. Que el joven Duque sea creyente de un exmesías y de una divinidad católica, es una actitud que revela el talante de este gobierno. En sí mismo no es un cataclismo si no se tratara de asuntos que revelan su deseo de Estado que no respeta valores y principios básicos de nuestra constitucionalidad, que es inadmisible en el Jefe de Estado, de Gobierno y de Comandante en Jefe. Así que no es tan simple, puesto que una cosa es la creencia y otra la credulidad. Lo discuten mucho los antropólogos y los filósofos: una cosa es el “Homo sapiens” y otra el “Homo credulus”; una cosa es un hombre animal razonable y otra un hombre animal hablante. Ignoro por completo cual es la dinámica creencia/credulidad del joven presidente, pero estoy seguro que parte del prejuicio de que la mayoría de colombianos apenas sí llegamos a crédulos, o cuando más a estúpidos. Por supuesto se equivoca el presidente, como se equivoca el vicepresidente gringo Pence, cuando dice que “Uribe es un héroe”; que nos lleva a pensar, eso sí -como animales razonables- en ¿qué es en serio un héroe? pues Colombia está a reventar.

El “affaire” Uribe se vuelve complejo porque se trata de “un héroe”, pero en realidad es un problema de técnica y honradez intelectual y jurídica, que exige conocimiento especializado y no puede permitirse que lo transformen en linchamiento de los jueces, en un problema de manipulación masiva del populacho, a veces no tan populacho, si vemos cuantas celebridades, tipo Pence, Pastrana o gobierno en pleno, piden aniquilar o anular a la CSJ.

Post scriptum. En estos tiempos es bueno leer de Séneca “El arte de mantener la calma”, un manual de sabiduría clásica sobre la gestión de la ira.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad