martes 17 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Palabras Inútiles

Queda de Domingo su gran arte, que la corrección política no podrá impedirnos ver u oír...
Escuchar este artículo

Después de machacar y casi vaporizar al gran divo Plácido Domingo ¿qué queda de él y en qué quedamos todos los demás mortales que nos ha tocado vivir en esta época? Época que señala nuestra extrema fragilidad ante una inesperada pandemia, que de capitalismo del desastre –como bien los describe Naomi Klein– hemos pasado a capitalismo del pánico, las autoflagelaciones y victimizaciones, mientras ya asoman las agrias disputas por el monopolio de una vacuna, la repartición de enormes caudales de dinero que no siempre van a donde tienen que ir, y se quedan en el percentil uno o dos; y Domingo es casi nada al lado del microorganismo maligno y perverso; y sin embargo los efectos inmediatos y de largo plazo de su conducta en la cultura y la civilización serán más duraderos e irreversibles en nuestra vida cotidiana, y queda claro que el abuso de poder, en este caso traducido en abuso y acoso sexual, van camino de su probable extinción, sí por supuesto la sociedad lo rechaza de plano y los declara tabúes y no solo un delito, cometido por superestrellas y magnates.

Queda de Domingo su gran arte, que la corrección política no podrá impedirnos ver u oír, así como seguiremos viendo las películas de Allen y Polanski. Los usos, costumbres y hábitos se van modelando con el paso del tiempo, y marcan el cambio y la transformación de conductas en todos los ámbitos de todos los grupos y clases sociales; y se nota muy bien en la modelación del lenguaje hablado o escrito, en los criterios empleados para determinar si un comportamiento es “bueno”, “malo” o “mejor que otro”. Norbert Elias creó su monumental teoría de la civilización, observando el cambio histórico en las conductas cotidianas, como las conductas frente a las necesidades corporales, el modo de sentarse, escupir, sonarse, el comportamiento en el dormitorio o las relaciones entre hombres, mujeres, niños; y hasta creó toda una teoría sobre la génesis social del Estado; y así Domingo no está más allá o más acá del proceso de civilización.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad