martes 01 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Palabras inútiles

si un gobierno necesita monopolizar todos los medios de control político, de pesos y contrapesos, y lanzar feroces ataques a las altas Cortes, no es ni siquiera un Estado de opinión, sino pasos de animal muy grande.
Escuchar este artículo

La pobre mujercita de la caricatura de Caballero clama por no usar más las palabras “resiliencia” y “reinventarse”. Deberíamos agregar, ya que somos uno de los países más felices de la Tierra, inmersos en el engaño y el autoengaño, el embeleco ese de “nueva realidad”, que sirve para justificar cualquier cosa. Por ejemplo, que los megarricos, como Jeff Bezos, sean en medio de la catástrofe, más ricos: y la consecuencia obvia es el empobrecimiento de la población global. Menos riqueza mundial, pero algunos magnates todavía más magnates. Es una tendencia registrada desde hace varias décadas, agudizada en tiempos de peste. El enorme estudio de Thomas Piketty, “El capital del siglo XXI”, lo ha demostrado con claridad. ¿“Nueva realidad” es una política capaz de reversar la situación actual? Además, es inimaginable cuál es la persona, institución o gobierno capaz de impulsarla. Lo que se percibe es todo lo contrario, a la luz de la campaña republicana de Estados Unidos, y la eclosión del nazifascismo en Europa.

Lo visto en Alemania -preciso allí- el fin de semana pasado, es un desafío muy preocupante; el renacimiento - ¿pero alguna vez murió? - del ultranacionalismo, la reacción anticovid 19, los antivacunas, la antidemocracia, que reclama los medios democráticos para destruir la democracia. Coinciden con Trump en la consigna de “ley y orden”, que emerge preciso en el momento de los ataques racistas más violentos de estas semanas. ¿Coinciden, o planeados? En este país también tenemos sorprendentes coincidencias como el aumento del terror y el miedo y la concentración de casi todos los poderes del Estado en manos del Ejecutivo, una auténtica joya de “uribechavismo”. Hagamos cuentas, antes de que sea demasiado tarde, pues si un gobierno necesita monopolizar todos los medios de control político, de pesos y contrapesos, y lanzar feroces ataques a las altas Cortes, no es ni siquiera un Estado de opinión, sino pasos de animal muy grande.

Post scriptum. Pregunta Cecilia Orozco Tascón en “El Espectador”: “¿Por qué la justicia no ha resuelto nada sobre la conducta de Uribe en 20 años?”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad