martes 23 de abril de 2019 - 12:00 AM

Palabras inútiles

La Cámara de Representantes dejó claro su rechazo a las objeciones; veremos ahora los efectos de la ‘reflexión’ de Semana Santa, con mucho ‘foie gras’ y espumosos

Es probable que el joven presidente Duque no tenga siquiera una mediana formación en historia de Colombia o de cualquier historia, por la sencilla razón de que no ha tenido tiempo, o porque sus preocupaciones han sido otras.

Además, los presidentes no están obligados, ni pueden, saberlo todo, a menos que se crean hijos directos de la Divina Providencia, porque los hay, sin vergüenza alguna, y con el suficiente “pueblo” que lo crea; y después del manoseo de Trump –para sus fines electorales internos- , viene el vapuleo y el regaño, porque no ha hecho nada por el pobrecito; la cocaína sigue campante entrando por todas las puertas al gran imperio. Los asesores del Presidente –que no deberían ser ignorantes, puesto que para eso son asesores- le aconsejan mal, tal vez porque de verdad son ignorantes, o necesitan crear cortinas de humo o mensajes subliminales, para sus propósitos turbios. “A Colombia nadie le tiene que dictar lo que debe hacer –dice el joven Duque- (....), es un país que nunca ha tenido una política exterior servil”. ¿Habrá alguien piadoso que lo pueda creer? Y luego viene el (des)cortés desayuno del embajador Whitaker a los congresistas.

Faltó decir al presidente –como Chávez o AMLO- que solo rinde cuentas a su “pueblo”. Todo queda clarísimo ahora; la falaz réplica presidencial no es para Trump ni para congraciar al populacho crédulo. Es un portazo a todas las organizaciones internacionales como la ONU, la CPI, el Consejo Europeo, la CIDH, para que la Ley Estatutaria de la JEP sea aprobada con las objeciones presidenciales.

La Cámara de Representantes dejó claro su rechazo a las objeciones; veremos ahora los efectos de la “reflexión” de Semana Santa, con mucho “foie gras” y espumosos, que pasará en el Senado.

Post scriptum. Frèdéric Martel estará con su libro ‘Sodoma; poder y escándalo en el Vaticano’ en la Filbo. Es de esperar gran alboroto crítico; “una verdadera temporada en el infierno”, como dijo el poeta Rimbaud. ¿O un gran silencio?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad