martes 13 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Palabras inútiles

... los acontecimientos de Pienta (Charalá),... poco a poco se han ido rescatando del olvido y elevado a la categoría histórica que merece.
Escuchar este artículo

La lánguida y burocrática celebración oficial del Bicentenario de la Batalla de Boyacá repitió todos los lugares comunes y tópicos acumulados en 200 años. Pero hay hechos positivos desde el lado de la academia o de la población civil de municipios olvidados, que sin embargo hicieron contribuciones decisivas para sellar la acción militar en Boyacá. Me refiero a los acontecimientos de Pienta (Charalá), que poco a poco se han ido rescatando del olvido y elevado a la categoría histórica que merece. También está la investigación de Daniel Gutiérrez ( U. Externado) “1819”, que recoge aspectos inéditos, acontecimientos que alentaron y culminaron la emancipación; a veces pequeños detalles y hechos corrientes y populares en épocas de turbulencia; hechos que no están en la “gran historia”, pero recuerdan que la gente estaba ahí. Y en días pasados fue presentado el libro del profesor investigador Armando Martínez Garnica (UIS, Publicaciones) “La Batalla de Boyacá; Voces Testimoniales”. La pretensión de Martínez Garnica –de acuerdo con su vocación intelectual y su experiencia de investigador serio y riguroso– es “....construir un nuevo relato de la historia de la nación colombiana. Y ello solo es posible con las mejores fuentes disponibles.”

Ese nuevo relato hace ya tiempo que se construye poco a poco, abandonando las narraciones épicas, impuestas a los colombianos, como historia única y verdadera de lo que aconteció. O se imponía, puesto que la Historia desapareció de los currículos hace décadas, y ni siquiera se leyó más a Henao y Arrubla, o al hermano Justo Ramón; sí que menos a Indalecio Liévano. Una especie de proscripción de la historia en la memoria de los colombianos. A nivel universitario, de las academias de historia, las cosas han sido diferentes, y la construcción de nuevos relatos científicos, la recuperación y sistematización de archivos ha seguido avanzando, pese a la indiferencia de sectores dominantes del “establishment” intelectual, no interesados en una memoria crítica de lo que hemos sido y seremos. La investigación de Martínez Garnica hace importantes aportes originales e inéditos sobre la batalla de Boyacá.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad