martes 01 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Palabras inútiles

Los que disponen de los medios, han terciado en su mayoría por el sesgo de la crítica superficial, cuando no mentirosa y hasta calumniosa, al gobierno del presidente Petro. Por supuesto, todo gobierno por el solo hecho de serlo es objeto insoslayable de la crítica, de la feroz crítica, en democracia. Pero una cosa es la crítica y otra la simple maledicencia, el uso de todos los medios-incluida la libre expresión- para atacar, en este caso, un gobierno que recién empieza; y aún así, es cierto que merece muchas críticas como la de andar cazando peleas o polémicas inútiles y desgastadoras, convirtiéndose en caja de resonancia de sus pseudo críticos , que hasta le fabrican manifestaciones nacionalistas y patrioteras, muy peligrosas en una época de reminiscencias fascistoides reales y simbólicas, reforzadas con la invasión a Ucrania y con el triunfo de una émula de Mussolini, preciso en el centenario de la marcha sobre Roma.

La voz del Presidente tiene que ser la última y no la primera, como varias veces ha ocurrido, dando tremendos “papayasos”. Debe realizar un trabajo más armónico y coordinado en el nivel ministerial, que deja la sensación de improvisación o de agendas propias, más allá del gobierno. Y lo más importante, debe abandonar – si su ADN político se lo permite- el tufo populista, que siempre termina mal. Y debe convertirse en el primer crítico de sí mismo y enfrentar con eficacia y credibilidad, lo que Karl Marx llamaba la crítica de la crítica crítica. No se puede poner a la altura intelectual del amarillismo informativo, de periodistas o políticos, que sin tener idea de lo que hablan o escriben, lo hacen, como decía el implacable crítico Karl Krause, considerado la conciencia moral de la Europa de entre guerras. No solo fue maestro del Nobel Elias Canetti, sino que debería serlo de todos los que se precian de informadores, para no decir periodistas. “ La distorsión de la realidad ¬ en el informe -dice- es el informe verídico sobre la realidad”. Así que los verdaderos críticos deben hacer su trabajo cotidiano sin concesiones.

eruedas41@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad