martes 23 de junio de 2020 - 12:00 AM

Palabras inútiles

¿Por qué las actuales penas, que son severísimas, no han funcionado? Por lo mismo que no va a funcionar la “decisión histórica” de la cadena perpetua.
Escuchar este artículo

Aun con mayoría conservadora, y con magistrados nombrados por él, y que votaron contra él alguno muy cuestionado por acosador y abusador sexual, la Corte Suprema de Estados Unidos ha dado dos batacazos a las pretensiones ultrarreaccionarias del presidente Trump: proteger los derechos de los “dreamers” y los derechos de la comunidad LGBTI. La Supercorte toma los derechos en serio, como dice Dworkin, el gran teórico del derecho contemporáneo. Ojalá en el BID reciba un nuevo golpe, y sus miembros hagan respetar la costumbre de nombrar a un latinoamericano como nuevo director. ¿Amenazará con irse, dando portazo?

Menciono los “Derechos en serio” de Donald Workin, puesto que nuestra Corte Constitucional abocará el análisis de la “decisión histórica” de la cadena perpetua, recién aprobada con tanto entusiasmo por el Senado, un acto legislativo que les rendirá buenos réditos electoreros a ellos mismos, puesto que, a las potenciales y reales víctimas, la protección será casi nula. Así lo demuestran las experiencias históricas y las innumerables investigaciones ―viejas y nuevas― que han abordado el problema desde múltiples perspectivas. Además, muchos constitucionalistas dicen que la “perpetuidad” afecta buena parte de la arquitectura constitucional, una violación al orden jurídico para dar paso a la “infantocracia”, hipócrita y pasional, visceral y populista. Excelente trabajo para la Corte.

¿Por qué las actuales penas, que son severísimas, no han funcionado? Por lo mismo que no va a funcionar la “decisión histórica” de la cadena perpetua. De hecho 60 años de cárcel ―sin rebajas―es ya perpetua, que ni un violador de 18 años puede cumplir en nuestras cárceles. Ni qué decir de cuál puede ser el trato resocializador y humanitario de los condenados. ¿Y qué ha pasado con las penas del feminicidio? ¿Las cumplen o ha disminuido el delito?

Post scriptum. Bien por El Espectador, que ha publicado en primera plana, siguiendo el ejemplo del NYT con el coronavirus, la larga lista de los líderes asesinados este año, para que la Fiscalía de Barbosa revise su extraña teoría de la sistematicidad y del genocidio.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad