martes 20 de abril de 2021 - 12:00 AM

Palabras inútiles

Hoy día no es ningún derecho del gobernante mentir en aras de la felicidad del pueblo. Hoy día la sociedad civil reclama y exige información exacta, completa y verídica.
Escuchar este artículo

No sé quién inventó -o descubrió- que el oficio más antiguo es el de la prostitución. Atribuyen a Ronald Reagan considerar que la política es la segunda más antigua, pero que sin embargo guardaba un cercano parecido con la primera. También compite en este “top” la mentira, sin la cual no es posible sobrevivir, como bien aprenden muy pronto los que están obligados a simular una constante felicidad. Los niños -que no son tontos ni idiotas- lo aprenden muy temprano, y es una de las causas mayores de sobrevivencia. Como la ignorancia, hay muchos tipos de mentira, y unas pueden ser más excusables que otras, puesto que algo va de la ignorancia invencible, supina o crasa, a la ignorancia voluntaria y deliberada, y aun deseada, como suele pasar en muchas sociedades actuales, que aman a los peores gobernantes, y se convierten en portaestandartes de las peores mentiras políticas. Siempre pasa, solo que ahora de manera masiva, industrial y descarada. Platón y Maquiavelo consideraban la mentira política una prerrogativa del rey sabio o del príncipe; el uno para salvar la utópica república, y el otro como medio para imponer la república absolutista, real y concreta y no para beneficio personal, como creen los anti maquiavélicos que nunca han leído a Maquiavelo. Hoy día no es ningún derecho del gobernante mentir en aras de la felicidad del pueblo. Hoy día la sociedad civil reclama y exige información exacta, completa y verídica.

Nos mienten a plena luz del día, tal vez para distraernos de los verdaderos problemas, con total desfachatez, de manera grotesca y cínica, porque la mentira como arte ya no está de moda; nuestros políticos exhiben toda su ignorancia deliberada y presumen que todos nosotros lo somos más, sobre todo a la hora de las elecciones; no importa que estemos en un mundo sombrío de reformas tributarias selectivas, regresivas y empobrecedoras, envenenamiento aéreo, pandemia galopante y de continuas y sistemáticas masacres.

Post scriptum. Espanta “Semana” con tanta obscenidad política y amarillismo 3x, sin importar que dos o tres columnistas decentes escriban en ella. ¡Qué pena!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad