domingo 22 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

2 se van, 3 llegan

Se consiguen ustedes unos gerentes bastante inoperantes quienes ni para llenar una planilla sirven. ¡Por la reflauta!. Terminan aprovechándose de su nobleza y de su plata también.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Felipe Zarruk

Querido Óscar Álvarez: escribo esta columna desde las páginas deportivas de Vanguardia, que viene siendo ‘El Hocicón de Pelotillehue’.

Usted me conoce de sobra, no soy ‘Pepo’ quien durante años nos divirtió con la tira cómica de Condorito, soy ‘Pipe’, periodista pobre pero honrado, el mismo que estuvo en su oficina hace dos años hablando de la historia del Atlético Bucaramanga y de lo lindo que sería sacar campeón a un equipo que tiene casi los mismos años de creación de la caricatura, ya que Condorito apareció el 6 de agosto de 1949.

Si usted analiza, nos parecemos mucho al Pelotillehue Fútbol Club, porque el equipo se convirtió en el Hotel 2 se van, 3 llegan. Todos los años, semestre tras semestre salen 20 jugadores, llegan otros tantos sin ningún filtro, muchos de ellos no tienen nivel ni para jugar Primera B, como ocurrió al inicio del año cuando usted contrató a ‘Cortisona’ Rodríguez y él ni corto ni perezoso no solamente hizo las veces de técnico, también las de empresario ganando buena cantidad de dinero por traer más de una docena de flojos que ni en ‘Cumpeo’ son titulares y de paso les metió un jugador como Castañeda quien se lesionó tomando agua, jugó 16 minutos y cobró todo el año.

¡Esa plata debe resentir su bolsillo!. Aparte de eso, los jugadores que han desfilado por aquí pasan más tiempo en el Bar El Tufo, en el Café El Insomnio, salen de fiesta con Yayita y Yuyito y llegan a jugar como ‘Garganta de Lata’, ebrios y sin ningún respeto por la institución y por la afición que supera los dos millones de hinchas regados por el mundo.

En la pandémica temporada le ganamos si acaso al rival de siempre, ‘Buenas Peras’, quien por culpa de una manzana bastante podrida está sin reconocimiento deportivo. Trajo usted de nuevo a ‘Comegato’ Pérez quien ni ratones cazó, acercó a la junta directiva a personas que nunca funcionaron, ha ensayado con exjugadores con temporadas muy buenas en el equipo, pero ni así sacamos la ‘pata’ del barro. Siempre quedamos exigiendo una explicación la cual nunca aparece.

Se consiguen ustedes unos gerentes bastante inoperantes quienes ni para llenar una planilla sirven. ¡Por la reflauta!. Terminan aprovechándose de su nobleza y de su plata también.

Debe usted buscar a un compadre como ‘Don Chuma’, quien aparte de fidelidad, lo asesore. Es más, debe llevar más de un ‘Chuma’ con conocimientos en fútbol para sacar esto adelante, porque al igual que la tira cómica, somos el hazmerreír de un país.

O qué puede llegar a pensar la gente, si hace unos días el huracán ETA trajo a la silla presidencial del Atlético Bucaramanga a Alonso Lizarazo y ocho días después se lo llevó el huracán IOTA.

Llegará el día en que únicamente veamos desolación por tantos errores cometidos. ¡Acuérdese de dónde salimos en el 2015! Del mismísimo infierno.

No es justo con tan noble afición verla llorar todos los meses, todos los años. Tampoco con usted y su familia, con el equipo mismo soportando toneladas de insultos, eso duele y causa un daño emocional enorme.

Falta solo que empapelen las calles de la ciudad como en ‘Pelotillehue’ exigiendo que ¡Muera el Roto Quezada!”.

Al hincha hay que escucharlo y si usted necesita ayuda existen muchas personas entre jugadores y técnicos que han dado la vida por la camiseta dispuestos a ayudar, sin estafar ni engañar a una institución a la cual le dieron todo.

Hay que dejar el orgullo a un lado, no es hora de seguir siendo ‘Doña Tremebunda’, la odiada suegra de Condorito, es el momento de hacer algo para que el Atlético Bucaramanga no sea una caricatura, en donde siempre... 2 se van y 3 llegan.

Es tiempo de buscar la grandeza y la gloria. Y si usted quiere la podemos conseguir, sólo si usted así lo quiere. ¡Aquí estamos!.

Un abrazo, Chao y hasta la próxima.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad