lunes 16 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Las empanadas de Diana

Image
Columna de
Felipe Zarruk

Todos los días Diana Carolina Ríos Rivera sale de su casa ubicada en el barrio Corviandi tercera etapa en el vecino municipio de San Juan Girón y contrata un carro de servicio particular para llevar hasta las diferentes canchas del fútbol de barriada, varios termos que contienen tinto, limonada y aparte de ello lleva también unas viandas deliciosas como empanadas y arepas de pollo con las cuales ayuda para el sostenimiento económico del hogar conformado por ella, su esposo Sheider Jhoan Flórez y sus hijos María Salomé y Jhoan Sebastian, quien tiene 14 años y es futbolista.

Un futbolista que acaba de ganar su primer título representando al departamento de Santander, porque él a su corta edad, sabe lo que es levantar un trofeo con el equipo de Petizos dirigido por Ricardo ‘Mico’ García, conocido por todos nosotros como un gran lateral derecho quien además vistió la camiseta del Atlético Bucaramanga en más de 400 oportunidades. Johan se coronó campeón del Torneo de la cancha Marte jugando como volante mixto, convirtiéndose en uno de los mejores en su puesto. Por este motivo tanto él como Mateo García, el hijo de Ricardo, fueron convocados a la Selección Santander infantil dirigida por Jimmy Salcedo, la cual terminó ganando el Torneo Nacional disputado en Bogotá al disputar la final ante Antioquia, ganarles por goleada 5 a 2 y darle un título al departamento después de casi 41 largos años sin conseguir un galardón de esa envergadura.

En Bogotá se pudo apreciar el Show de Jimmy con unos chicos quienes trabajaron calladitos, sin mucha bulla y alharaca de por medio, se alzaron con un trofeo, el que casi siempre terminan levantando oncenos como Antioquia, Valle y Atlántico para citar algunos departamentos que han reinado por años en estas categorías.

La base de este onceno fue el equipo de Petizos F.C., equipo que ha ganado torneos municipales, el torneo de la Liga Santandereana de Fútbol, el Torneo Nacional de Santa Marta, el Ponyfútbol en Medellín entre otros. Jimmy convocó a siete de estos jugadores, entre ellos a Jhoan, a Mateo y a Emanuel Bustos un zurdo genial quien se convirtió en el goleador del equipo con 8 anotaciones, 4 de ellos en la fase final.

Jhoan Flórez estudia muy duro en el Colegio San Juan de Girón porque sabe que ese es el compromiso que tiene con sus padres, quienes muy temprano se levantan a hacer empanadas, deditos de queso y en el caso de su padre, trabajar en construcción para que a él no le falten los esparadrapos, las licras, los guayos y los implementos que debe tener para la práctica del fútbol.

Diana ahorró dinero a punta de tintos y limonadas para comprarle un buzo a su hijo para que pudiese soportar el frío bogotano que sacudió las entrañas de los muchachos a lo largo del evento. Sería mezquino dejar de mencionar que los muchachos recibieron el apoyo de la Liga Santandereana de Fútbol y del Indersantander en cuanto a transporte, alimentación, hospedaje y vestuario se refiere. Pero en la mayoría de los casos, los padres de familia siempre terminan y terminamos por aportar lo que hace falta para que estos chicos tengan lo necesario y cumplan sus sueños como futbolistas en cualquier torneo sea aquí o en Cafarnaúm.

Me imagino a Diana, una mujer de 34 años, saliendo presurosa para las canchas de Santa Bárbara en el anillo vial o para la cancha de Manzanares, con sus canastos llenos de empanadas, ayacos y el ají que nunca debe faltar, con la firme esperanza de vender todo ese día, porque con el producto de esa venta, pagan arriendo, el estudio de sus hijos y las medias o la mensualidad en el club al cual pertenecen.

O me imagino a Jhoan, su esposo, tirando brocha gorda y encaramado en un andamio para darle a sus hijos lo que les hace falta. Que nos sirva de ejemplo a todos, que a punta de amor ¡también se venden empanadas! Empanadas que ganan campeonatos, como las empanadas de Diana. Un abrazo, chao y hasta la próxima.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad