domingo 26 de septiembre de 2021 - 10:54 AM

Los niños de ‘Coco’

Image
Columna de
Felipe Zarruk

Ayer a las 10 de la mañana empezaron a llegar al Club Unión de la ciudad de Bucaramanga, quienes la noche del 26 de septiembre de 1981 le dieron la alegría más grande al departamento de Santander al lograr el título de campeones del torneo nacional juvenil Copa Coca Cola, al empatar en el último juego ante Antioquia 1 por 1, llevados de la mano de uno de los mejores técnicos del fútbol colombiano Alberto ‘Coco’ Forero.

La reunión estaba programada para volverse a ver como todos los años, reunirse como siempre y recordar que ellos nunca se olvidan de ellos mismos. Casi todos llegaron puntuales y entre abrazos y apretones de mano, arribaron a la pequeña cancha del centro recreativo varios de los integrantes de aquel fabuloso plantel para iniciar el día con un 'picadito'. No tardaron en cambiarse cuando varios de ellos ya estaban buscando guayos y tenis porque se los habían escondido. Llegaron los taponazos, los túneles, los sombreros, las gambetas y las pequeñas trampas para hacer un gol a como diera lugar.

Mientras tanto quienes estábamos detrás de la raya disfrutábamos las anécdotas y los chistes de Norberto Anaya quien fue el hombre que estuvo al lado de Alberto ‘Coco’ Forero en la escogencia de jugadores por todo el departamento y al comando de la dirección técnica de dicho proceso que se inició en 1980 y dio frutos ese sábado de cielo estrellado y azul profundo que cobijó el título ante el onceno antioqueño.

Ver a los tres arqueros fue fabuloso. Omar Cabrales, Jairo Serrano y Germán Castellanos a quien todos conocimos como ‘Miguelucci’ los cuales fueron los cerrojos de un equipo que atrás no daba ventajas. Volaban de palo a palo, eran valientes y le daban tranquilidad a Néstor Carrillo, a Fernelly Bravo, a Vicente Hernández y a José Luis García. A propósito de Vicente y Fernelly no pudieron asistir porque hace muy pocos días fallecieron varios familiares cercanos y no estaban de ánimo para este encuentro. Sin embargo los recordamos en medio de sentidas palabras por parte de casi todos los integrantes del onceno blanquiazul y cómo olvidar a Fernelly, si el día que estaba más apretado que nunca el partido ante Bogotá en el Alfonso López, cobró un tiro de esquina desde el costado oriental y la metió en todo el ángulo del palo izquierdo de la portería norte. Cuando le pregunté a ‘Coco’ cuál había sido el gol que más había celebrado en todo ese proceso me dijo sin dudarlo: “ El de Fernelly y claro el de Rubén Darío Arias a Bogotá en El Campín cuando se gambeteó a todo el onceno capitalino y dejó sentado al arquero de ellos”.

‘Miguelucci’ se vino desde Caracas y atravesó una trocha para verlos de nuevo. Ahí queda demostrado el sentido de la verdadera amistad entre estos muchachos que como Aníbal Méndez no cabía de la felicidad. Bailó, cantó, lloró y no sabía cómo expresar lo que sentía. Hablar con él fue muy lindo porque evocamos recuerdos de las épocas en las cuales era número diez y Alberto Forero Silva lo convierte en el seis del equipo para que cuando recuperara dejara a los delanteros mano a mano con los arqueros rivales. Dicho sea de paso, ‘Coco’ Forero fue un adelantado y muchos de nosotros lo consideramos como uno de los mejores técnicos de todos los tiempos en nuestro país. La historia le debe un lugar a ‘Coco’ sin embargo él y sus muchachos permanecen por siempre en el baúl nostálgico de nuestros recuerdos.

Aparecieron las cervezas, la recocha comandada por ‘El Pirata’ Ferrer quien desde las 10 de la mañana hasta las 11 de la noche no hizo sino ‘mamar gallo’. Se puso de ruana la fiesta, su humor está intacto como su humildad que brota por sus poros. Alfredo, ese goleador de la Selección Santander, Bucaramanga, Millonarios, Cali, Tolima y Selección Colombia será para nosotros por siempre el ‘Bombardero del Mutis’. ¡En la fiesta no se calló un solo minuto!

Todos nos emocionamos hasta el llanto cuando Óscar Arenas habló de su padre Carlos Julio Arenas quien era el delegado de este onceno, era un papá para todos los muchachos y un ser humano estupendo e inolvidable. También nos conmovimos cuando llegó Rubén Darío Arias quien para muchos de nosotros era el mejor jugador del campeón juvenil del 81. Rubén era el manejo, el equilibrio, la gambeta, la media distancia y el nervio del equipo. Todos lo abrazamos y le ayudamos a movilizar por el hermoso salón decorado para la ocasión, ya que viene aquejado por un Parkinson que le impide caminar libremente.

Los dirigentes de la época aparecieron. Todos los muchachos abrazaron y agradecieron con sus palabras a Cristian Arguello, Jaime Torres y Eduard Duqueiro Fernández quien confeccionó el traje de calle de la Selección Santander y fue el único ser humano en el mundo capaz de vestir con saco y corbata al ‘Coco’ Forero.

Hubo entrega de copas simbólicas para casi todos los presentes, hecho del cual también fueron testigos los colegas Javier Orlando Mantilla, Héctor Eduardo Cáceres y Julio Edgar Cuesta Rentería.

Luego del almuerzo, apareció en la tarde un cantante de baladas y el Juan Gabriel colombiano. Ya las copas estaban llenas y el salón brillaba con la alegría de los niños de ‘Coco’. Se pasó un rato muy agradable que muchos extendieron hasta casi la media noche. No todos los días se comparte con estos cracks del fútbol santandereano y ver sentados en la misma mesa a una delantera que metía miedo en todas las plazas donde jugaban: Adolfo ‘Mono’ Holguín, Alfredo ‘Pirata’ Ferrer y Domingo Alarcón es es un lujo que uno no se da todos los días. Hoy estos goleadores no estaban por aquí ni de paseo.

Gracias por invitarme, gracias por invitarnos, para ser testigos de un título que ayer celebramos como si se hubiese conseguido ayer. Como se los dije, lo más importante que ustedes hicieron en los últimos 40 años, fue lo que consiguieron hace 40 años. Cuando el fútbol era manejado por verdaderos dirigentes como David Mota Sepúlveda, comprometidos con un deporte que tuvo jugadores y técnicos tan brillantes como los que vi ayer en el Club Unión. Por eso va mi fuerte abrazo a Nelson Rueda, Norberto Anaya, Adolfo Holguín, Germán Gómez, Alfredo Ferrer, Jairo Serrano, Juan Reynel, Aníbal Méndez, Alberto Forero Silva, Domingo Alarcón, Alejandro Tavera, Armando ‘Pototo’ Castillo, Óscar Arenas, Germán Castellanos, Rubén Darío Arias, Jairo Serrano y a Omar Cabrales. También para quienes no pudieron asistir por una u otra razón, ayer los recordamos con cariño. Espero que no pasen 40 años más sin títulos. Claro que igualar lo que hicieron los ‘Niños de Coco’ lo veo imposible. Chao y hasta la próxima.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad