sábado 05 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Candidatos sin prioridades en la educación

Revisadas las propuestas de los candidatos a la Alcaldía no se encuentran estrategias con voluntad política de mejorar la calidad de la educación
Escuchar este artículo

El Informe de Calidad de Vida, Avances y Desafíos ODS 2019, del Programa Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos, publicado recientemente, precisa las principales necesidades en educación de Bucaramanga:

En cobertura neta, el 20% de los niños de cinco años están por fuera del sistema. En educación media, el 41% de los estudiantes entre 15 y 16 años son excluidos. En repitencia, Bucaramanga logró alcanzar la meta con un indicador de 1,2% para el año 2018. Girón y Piedecuesta presentan indicadores críticos 3,9% y 2,6% respectivamente. Estos dos municipios estarían dispuestos a aprender de la experiencia exitosa de Bucaramanga, ya que la repitencia es una tragedia para el estudiante, la familia y el país, además de ser una estrategia inútil y costosa para promover los aprendizajes de los estudiantes.

Bucaramanga en deserción intra anual alcanzó un indicador de 4,4%, siendo el 2% el referente máximo. En cuanto a calidad, en el área de lenguaje la prueba Saber 5 -2017, indica que el 52% de los niños del sector rural y el 49% de los estudiantes del sector oficial urbano, no están desarrollando la competencia fundamental para vivir en la sociedad de la información. En Saber 9, el 57% del rural y el 38% del urbano tampoco desarrollan la competencia comunicativa. En matemáticas, la prueba Saber 5 señala que el 57% del rural y el 65% del urbano no están aprendiendo a resolver problemas de la vida cotidiana con conceptos matemáticos. Una verdadera tragedia.

Los problemas de la educación de Bucaramanga son complejos y difíciles de abordar. Revisadas las propuestas de los candidatos a la Alcaldía no se encuentran estrategias con voluntad política de mejorar la calidad de la educación, solo generalidades tales como: Nuevos colegios, PAE, transporte escolar, jornada única y bilingüismo, que son responsabilidad de la Nación y los aspirantes a la Alcaldía no pueden hacer demagogia. Parece que la calidad de la educación no le importa a nadie, ya que los ricos resuelven el problema pagando matrículas en colegios privados y los pobres se contentan con generalidades vacías de contenido.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad