sábado 24 de julio de 2021 - 12:00 AM

Derechos Humanos

Escuchar este artículo

A raíz del paro y las protestas ciudadanas se ha hablado mucho de los derechos humanos, tema que debería ser tratado siempre en nuestra convivencia, pues el respeto al otro se debe a todas las personas que nos rodean.

La democracia ateniense se basaba en el concepto de la dignidad humana, en el hombre libre y el ciudadano. Montesquieu y Rousseau, entre otros, inspiraron la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos el 4 de julio de 1776, que hizo énfasis en los derechos individuales y el derecho a la protesta. Estas ideas fundamentaron la Declaración de los Derechos del Hombre y del ciudadano como resultado de la Revolución Francesa, en 1789.

En 1948, como respuesta a las atrocidades de las guerras mundiales, las Naciones Unidas proclaman la Declaración Universal de los Derechos Humanos “como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación el respeto a estos derechos y libertades ...”

Colombia, miembro de la ONU, hace parte de varios tratados sobre la materia y establece en la Constitución, que todos somos iguales ante la ley sin importar su origen, su raza, sexo o condición.

En los últimos días, la CIDH ha hecho un informe sobre la situación de los derechos humanos en Colombia, la cual ha sido interpretada en diversas formas. Pero lo trascendental de este informe es que estamos todavía muy lejos de que en nuestro país exista un verdadero respeto por quienes no son nuestros iguales, ni por quienes valientemente se atreven a liderar la defensa de las minorías, cuyas muertes son publicadas día a día en los noticieros, haciéndonos cada vez más insensibles a esta tragedia.

Barack Obama, en el prefacio de su biografía, hace alusión a lo difícil que es la convivencia en este mundo tan complejo y dice: “aprenderemos a convivir, a cooperar los unos con los otros y a reconocer la dignidad de los demás, o pereceremos”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad