sábado 17 de abril de 2021 - 12:00 AM

Deterioro urbano

Escuchar este artículo

En la Fundación PARTICIPAR hemos analizado temas especialmente complejos que tiene hoy nuestra ciudad, agudizado por la pandemia COVID-19. Somos conscientes del enorme esfuerzo del Alcalde, la Policía y en general de las autoridades, igualmente del aporte empresarial y de muchos ciudadanos, pero estos parecen insuficientes ante la complejidad que vivimos. Hoy más que nunca tenemos el reto todos los ciudadanos de colaborar de manera activa y efectiva, para lograr reducir el impacto que la pandemia nos trajo. Los bumangueses estamos perdiendo calidad de vida y ese ha sido nuestro principal patrimonio.

El más grave problema que vivimos sin duda es la inseguridad ya en niveles inimaginables. Caminar por las calles o un sencillo paseo al parque, representan a cualquier hora un riesgo, aún a los establecimiento comerciales están ingresando hampones y la modalidades de atracadores en moto y con armas de fuego, son hechos diarios y en este campo no basta que haya más policías. Se requiere mayor colaboración y participación activa de todos y en este campo son las acciones comunales el primer eslabón de la democracia participativa y como nunca antes, una necesidad para los barrios. Recuperar el poder de convocatoria que ellas tenían y que perdieron por su politización y la mínima participación de la comunidad en ellas, son la razón de la poca credibilidad ante el Gobierno y entre los ciudadanos.

En nuestro programa de radio Pido la Palabra, en la Emisora Cultural Luis Carlos Galán 100.7 los martes de 9:30 a.m. a 10:00 a.m., hemos invitado a diversos responsables de los temas de ciudad, siempre acompañados por directivos de las acciones comunales, para destacar su enorme responsabilidad en el rescate de la ciudad.

La seguridad no es el único tema, la movilidad y la falta de respeto a las mínimas normas de convivencia son graves. Es inaceptable cómo los ciudadanos hoy incumplen descaradamente las disposiciones de parqueo, los atropellos por motos y ciclas, donde los peatones somos el eslabón más débil de esta cadena. Si la mayoría de los ciudadanos no tomamos activa partida en este proceso de disciplina, nada podrán hacer las autoridades ante esta huelga masiva contra las más elementales normas de convivencia y respeto.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad