sábado 11 de enero de 2020 - 12:00 AM

Economía y empleo

El crecimiento económico no conlleva necesariamente una disminución del desempleo
Escuchar este artículo

Es bien sabido que la economía Colombiana, en sus últimos años, viene registrando interesantes índices de crecimiento que la ubican en un destacado lugar dentro del concierto regional. Sin embargo, el aparente buen suceso, paradójicamente, no guarda correspondencia con la pérdida de empleo que, por cierto, supera los dos dígitos, lo cual comporta un preocupante indicador. ¿Cómo entender semejante contraste? En principio, la lógica económica señalaría que si el Producto Interno Bruto (PIB) crece, debe acaecer lo mismo con el empleo, porque se asume que esta variable está llamada a correr la misma suerte de aquel. Así lo entienden los seguidores de la economía convencional, para quienes existe una correspondencia bilateral entre crecimiento del PIB y crecimiento del empleo. Por el contrario, connotados analistas de la materia se apartan de semejante interpretación, porque es preciso tener en cuenta el impacto que tiene el cambio de tecnologías en los procesos productivos que mejoran productividad y, por ende, menores requerimientos de mano de obra. Además, las expectativas de nuevos empleos se pueden ver sustituidas por jornadas extras de trabajo. Lo anterior sin perjuicio de los 1.5 millones de migrantes venezolanos, por su incidencia en la conformación de la oferta laboral.

El crecimiento económico no conlleva necesariamente una disminución del desempleo, simplemente es un condicionante no un reductor automático de este. En síntesis, el crecimiento del PIB no significa menor desempleo, tal como ocurre con el incremento en el precio internacional del petróleo o del carbón, que invariablemente induce un mejoramiento en la economía, sin que ello se traduzca en un descenso del desempleo. Idéntica razón se podría invocar respecto de las ganancias especulativas derivadas de la actividad bancaria.

La relación de causalidad entre economía y empleo resulta sostenible cuando el PIB aumenta en función de actividades que efectivamente generen incrementos en el empleo, como ocurriría con la agricultura y la industria. Allí reside la estrategia del desarrollo en un contexto de equidad y eficacia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad