sábado 15 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

El error médico

El tema del error médico y su interpretación han sido motivo de diversos comentarios; en Colombia, aproximadamente en 10% de las acciones o servicios médicos se presenta un evento adverso; ante esta realidad, cualquier usuario del sistema de salud manifiesta temor a utilizar los servicios.

Es necesario entender que la expresión 'error médico' no se limita al médico; es decir, no todos los errores o eventos adversos son responsabilidad del médico. El término se refiere a cualquier lesión que se presenta en un paciente como producto de su contacto con los servicios de salud, que no puede atribuirse a la enfermedad inicial que generó la consulta o la solicitud del servicio.

Analicemos tres situaciones: una complicación, un riesgo terapéutico y un evento adverso. Una complicación es el resultado negativo que sufre un paciente, no necesariamente como consecuencia del acto humano sino como consecuencia de su propia naturaleza o de su enfermedad: la infección de la herida quirúrgica.
    
Los actos médicos, aún en las manos del profesional más calificado presentan algún riesgo. Con base en su experiencia y conocimientos, el médico hace una ponderación entre el beneficio esperado y el riesgo previsto; si los beneficios superan los riesgos, resulta ético proponer dicho tratamiento y se le informa al paciente, quien de manera libre acepta o lo rechaza. Si llegare a ocurrir el desenlace adverso la supuesta víctima no puede utilizar como argumento el desconocimiento de su propia decisión. El proceso anterior se denomina consentimiento informado.

Los eventos adversos pueden ser evitables o inevitables. Una reacción alérgica a un medicamento es un potencial evento, en muchos casos imposible de prevenir. Quedan entonces los eventos adversos evitables, producto del error humano por descuido o impericia. En estos casos el médico responde por el resultado de sus actos. Nadie debe sufrir las consecuencias del error evitable sin desconocer la naturaleza falible del prestador de servicios, como lo menciona el Consejo de Estado en un fallo del año 2000: 'al médico no le es cuestionable el error en sí mismo, sino el comportamiento inexcusable que lo llevó a cometerlo.'

En éste último caso, verdadero error atribuible al médico, a diferencia de otras personas y profesionales, una falta conlleva tres acusaciones: ética, penal y civil.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad