sábado 20 de marzo de 2010 - 10:00 AM

El médico y la política

Después de las elecciones, en una columna de opinión, es difícil apartarse del tema político; por lo tanto, quiero mencionar algo que con frecuencia se comenta entre colegas y puede ayudar para que algunos profesionales asimilen mejor el golpe que supone un fracaso electoral, en especial cuando el esfuerzo realizado en la campaña no se refleja en los resultados obtenidos.

El ejercicio de la medicina y el de la política tienen en común el trabajo con las necesidades de la gente; por lo tanto, se requiere mantener una estrecha relación entre los prestadores de los servicios (salud, en el caso de los  médicos) o educación, vivienda, recreación o cualquier otro servicio (en el caso de los políticos) y los usuarios, que son los pacientes o la comunidad en general. Existe alguna similitud en el desempeño del médico y del político; pero cuando un médico decide incursionar en el campo de la política, con frecuencia se observa que su éxito profesional es inverso al éxito político: el buen médico por lo general no es un político exitoso y viceversa. La credibilidad profesional se reduce en la medida que aumenta el éxito político. Para cualquier persona es importante que su médico sea confiable y casi infalible, pero no exige lo mismo de los políticos. Los políticos aparecen en elecciones, prometen mucho, cumplen poco y en términos generales nos conformamos con que cumplan algo y si no cumplen lo consideramos un hecho normal y decimos que se comportan como 'cualquier político'.

Es entendible que un médico pueda aspirar a dirigir su ciudad o quiera formar parte del congreso con el fin de hacer las leyes que 'mejoren no solo las condiciones del gremio sino las de toda la comunidad' pero las exigencias que demanda el trabajo político hacen que abandone el ejercicio profesional y al final nadie reconoce en el político exitoso al profesional. Por mencionar solo unos pocos casos presentes, ¿alguien sabe que los actuales senadores Roy Barreras o Dilian Francisca Toro son médicos? Es probable que en el pasado hayan sido exitosos profesionales pero en la actualidad los identificamos y se comportan como políticos destacados.

Las profesiones como la medicina demandan conocimientos, dedicación, entrega, actualización, responsabilidad; además, el médico debe conocer la problemática de su región y del país; no siempre puede participar de manera activa en política pero lo anterior no significa que sea ajeno a ella.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad