sábado 28 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Hechos concretos y frustraciones

Son muchas las frustraciones que deberán enmendar el nuevo Gobernador y los nuevos alcaldes, para hacer realidad nuestras esperanzas de desarrollo.
Escuchar este artículo

Terminan periodos los gobiernos locales, razón para un balance sobre sus aciertos e incumplimientos. Positivo para Bucaramanga: El Teatro Santander, Centro de Convenciones Neomundo, recuperación de parques y zonas verdes, mejoramiento de la infraestructura comunitaria del Norte: Parque Lineal Bavaria, Hospital, Casas Comunales, Estación del Ferrocarril y varios más. Haber logrado la entrega, por parte de la nación, de los Peajes de Lebrija y Rionegro. Se terminó el intercambiador del Mesón de los Búcaros, el Portal Metrolínea en el Norte, entre otras. Exitoso el Plan de Alimentación Escolar – PAE-, Premiado como el Mejor de Colombia. Lograr superar el déficit de tesorería por más de $236.000 millones. Pero lo fundamental e histórico, su lucha contra la corrupción y la renovación de los políticos tradicionales.

Frustraciones las 20.000 viviendas, la pésima malla vial y en general la movilidad; la inseguridad; el inadecuado manejo del espacio público reflejado en el Paseo del Comercio, el incremento del desempleo y la informalidad; el mal manejo de basuras e indefinición del sitio para su disposición; la no recuperación de Metrolínea y que el Alcalde Rodolfo Hernández no pudo culminar su periodo.

A nivel Departamental, se adquirió, pero sin poner en funcionamiento, el primer CAI fluvial para Topocoro, se fortaleció la infraestructura de la UIS y se consolidó el rechazo a la minería en Santurbán, varias obras metropolitanas como la Sede UIS en Floridablanca y dos intercambiadores.

Frustraciones, no se puso en marcha la Clínica Maternoinfantil de Floridablanca, no se modernizó la Refinería de Barrancabermeja, sigue sin solución la Vía Curos – Málaga, doble calzada Bucaramanga – Cúcuta, el Anillo Vial externo Metropolitano, el de San Gil, la Ruta del Sol, Sector II Santander. No se avanzó en las obras para la navegabilidad del Río Magdalena, ni la movilidad en la Troncal Central Bucaramanga - Barbosa. No hubo agua para la Mesa de los Santos, ni la reconstrucción de la Represa de Vélez y, por último, el Gobernador Didier Tavera tampoco terminó su periodo.

Son muchas las frustraciones que deberán enmendar el nuevo Gobernador y los nuevos alcaldes, para hacer realidad nuestras esperanzas de desarrollo.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad