sábado 28 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Incertidumbre electoral

Difieren en cuanto al énfasis que le darían a los asuntos ciudadanos que tratarían, pero su percepción sobre tales asuntos es muy semejante, por lo que los votantes tomarían su decisión, en buena parte, por aspectos subjetivos.

Pasados varios meses de campañas electorales, mañana 29 de mayo del año que cursa, los colombianos tendremos la básica oportunidad de seleccionar los dos candidatos que disputarán en segunda vuelta, cuál será quien ocupe el solio presidencial del país en el próximo cuatrenio.

Aunque para esta contienda se inscribieron numerosos candidatos, tan solo tres de ellos tienen chance de pasar a la segunda vuelta del 19 de junio próximo. Son Gustavo Petro, Federico Gutiérrez (“Fico”) y Rodolfo Hernández (“El Ingeniero”). Difieren en cuanto al énfasis que le darían a los asuntos ciudadanos que tratarían, pero su percepción sobre tales asuntos es muy semejante, por lo que los votantes tomarían su decisión, en buena parte, por aspectos subjetivos.

Respecto al candidato Petro es muy notoria su ideología política y ella posiblemente no le generará la mayoría de los votos que obtendrá; en cambio sí es factor que podría generar ciertas cantidades de votos a los otros dos, no tanto por favorecerlos, sino para detener a Gustavo Petro. Y desde luego no será la primera vez que, en nuestro país, se vote “en contra de”. Aspectos como este producen entre los ciudadanos una gran incertidumbre; así que en esta ocasión puede considerarse que existen solo dos bandos: los amigos de Petro y los enemigos del mismo.

En otras épocas el aspecto regional tuvo alta incidencia entre los votantes; y en la actual campaña presidencial los dos contendores de Petro tienen una muy clara marca regional: “Fico” antioqueño, exalcalde de Medellín, y “El Ingeniero” santandereano, exalcalde de Bucaramanga. Si hoy en día dicho tema tuviere cierta consideración, podría ser en pro o en contra de alguno de estos dos candidatos.

Dado que quien esto escribe es santandereano, residente en Bucaramanga y colega del candidato Ingeniero Rodolfo, he podido tratarlo y conocer sus éxitos como empresario y hombre de bien, aunque no exento de caer en tal o cual error involuntario; pero con la voluntad y sapiencia indicadas para enfrentar los retos de un presidente de Colombia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad