sábado 11 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

La actividad política

Escuchar este artículo

Al acercarse el debate electoral, se empieza a hablar en los distintos círculos sobre las diversas candidaturas, siendo indudable que la elección presidencial genera más expectativa que la no menos importante de los congresistas.

En Colombia se ha llegado a un desprestigio tal de la actividad política que es común oír afirmaciones tales como, “todos los políticos son corruptos”, “yo no intervengo en política porque de nada sirve, todo va a seguir lo mismo”. Así las cosas, cada vez aumenta la abstención dejando en manos de una minoría la escogencia de quienes van a dirigir el futuro de nuestro país.

Para nadie es un secreto que estamos atravesando por un momento de gran confusión. La polarización y la gran cantidad de candidatos que aspiran al Solio de Bolívar, nos demuestran la ausencia de liderazgos claros que despierten la esperanza y el entusiasmo y qué decir de los candidatos al Congreso, quienes cada vez caen en mayor descrédito, de manera que su elección se hace por quienes se han especializado en “amarrar votos” mediante dadivas y privilegios.

Para Platón, la diferencia entre el hombre y el animal era principalmente el ser político, al expresar que “sin virtud política no se es hombre”.

La actividad política en una democracia debe ser ejercida por todos los ciudadanos sin distingos. Sin embargo, la desconfianza en las opciones políticas y la corrupción que cada día aumentan, desestimula al ciudadano del común, al independiente, quien cree que no se puede hacer nada para cambiar este nefasto estado de cosas.

Por supuesto, quienes manipulan la actividad política están interesados en que dicha actividad se desprestigie más para continuar utilizando a los electores a su antojo.

Colombia atraviesa por un momento definitivo para encauzar el futuro y superar la polarización, que nos aleja de manera absurda a unos de otros. Es necesario despertar a los indecisos y a los escépticos para que tomen conciencia de que Colombia nos pertenece a todos y que debemos no sólo acudir a las urnas pensando en el beneficio del país sino que es necesario participar opinando y motivando para que las próximas elecciones convoquen a la mayoría de los ciudadanos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad