sábado 26 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

La nueva ley de regalías

Escuchar este artículo

El tema del coronavirus nos ha tenido tan obnubilados que solo pensamos en ello y pasamos por alto asuntos tan importantes como la nueva ley que reglamenta el Sistema General de Regalías (SGR), presentada por el Gobierno y aprobada en el Congreso esta semana; esta ley facilita la ejecución de los recursos obtenidos por la explotación de los recursos naturales no renovables, reduciendo, entre cosas, los Órganos Colegiados de Administración y Ejecución (OCAD), de 1160 que existían a 8. Además tiene esta ley unos ingredientes de equidad tan valiosos como que del 80% del total del presupuesto de las regalías que se aprovechaban solo el 17% de la población, ahora lo disfrutarán el 70%, especialmente municipios con necesidades básicas insatisfechas que pasan de recibir 10,7% a recibir 15% de dichas regalías. Por otra parte, el monto a distribuir para las regiones donde se extraen y exportan dichos recursos, pasa del 11% a 25%.

También es de destacar el fortalecimiento a la autonomía de las regiones que ahora tendrán la responsabilidad, y no los OCAD, de priorizar y aprobar los proyectos a financiarse con tales recursos cumpliendo, obviamente, las condiciones establecidas en la misma ley, en la que se crean mecanismos de medición, control y seguimiento sobre la ejecución de los proyectos en cada territorio, mecanismos coordinados por el gobierno con los diferentes entes de control del Estado. Pero tal vez lo más novedoso por presentarse por primera vez es la asignación de recursos para proyectos para la conservación de áreas ambientales y especialmente para la lucha nacional contra la deforestación.

Y aunque la pandemia producirá alguna reducción en las regalías en estos años por la disminución en la demanda de petróleo y carbón, $ 15.7 billones de pesos es mucha plata. El reto de las regiones productoras como Santander es la reactivación económica en proyectos que generen empleo como infraestructura vial, conectividad, educación, agro, y obviamente, planes de forestación urgentes en momentos en que se aproxima un nuevo fenómeno de la Niña. ¿Cuándo conoceremos estos proyectos?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad