sábado 10 de julio de 2021 - 12:00 AM

La participación de los jóvenes

Escuchar este artículo

La próxima semana la Fundación Participar ha coordinado una conferencia - mesa de trabajo con el maestro Moisés Wasserman, a la cual se ha convocado a los rectores de las universidades regionales y a los delegados estudiantiles, con el objeto de crear un grupo de análisis para presentar unas propuestas de nuestra región al Gobierno, relacionadas con la actual ola de inconformidad nacional.

El maestro Wasserman es columnista del diario El Tiempo, Químico de la Universidad Nacional, doctor en Bioquímica en la Universidad Hebrea de Jerusalén, con postdoctorado en la Universidad de Nueva York, profesor de la Universidad Nacional; investigador y posteriormente director del Instituto Nacional de Salud, Decano de la Facultad de Ciencias y Rector General de la U. Nacional. Entre sus logros científicos están 9 proyectos internacionales y 13 nacionales, ha publicado alrededor de 80 artículos científicos, y más de 25 de difusión científica, ha sido ponente en 39 congresos.

Ha sido un criterio de la Fundación Participar buscar mayor participación de los jóvenes en las definiciones fundamentales del país y desde 1993 hemos desarrollado programas de liderazgo juvenil y destacando sus expresiones culturales. En columna anterior comentábamos sobre el atropello que han sufrido los jóvenes, violentados por grupos intolerantes hacia ciertos grafitis, lo cual se repitió esta semana en la glorieta del Mesón de los Búcaros. Rechazamos totalmente cualquier tipo de violencia en cualquier sentido.

El Ministerio de Cultura y la Sociedad Colombiana de Arquitectos realizaron el miércoles pasado un foro virtual nacional, para analizar propuestas concretas para detener la destrucción de nuestro Patrimonio, violencia que ha afectado 16 estatuas derribadas, 6 murales con sus pinturas destruidas, dos incendios, todo en detrimento del patrimonio cultura nacional.

Nuevamente llamamos a la tolerancia y a la sensatez. Lamentablemente las protestas establecidas como derecho fundamental en la Constitución, han sido aprovechadas por los extremistas de ambos lados, unos para generar caos y destrucción y los otros para deslegitimarla, culpándolos de agresiones y violencia promovida desde afuera. Creemos que la única salida es el diálogo y respeto entre las posiciones divergentes.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad