sábado 23 de mayo de 2020 - 12:00 AM

La virtualidad en la ruralidad

Escuchar este artículo

Si hay algo innegable es que la pandemia que hoy sufrimos nos obligó a aceptar la virtualidad como algo indispensable en nuestras vidas, (¿?), y aunque muchos países en el mundo estaban preparados para dicha circunstancia, en Colombia en general no fue así, especialmente con respecto a la educación. Esto es lamentable si recordamos que nuestro país ha sido pionero en sistemas revolucionarios de educación a distancia, como lo fue entre otros, el programa de educación campesina por Radio Sutatenza, invento de Monseñor José Joaquín Salcedo Guarín en Boyacá por los años 50, gracias a lo cual con un radio transistor se alfabetizaba al campesinado colombiano y se le capacitaba en las labores agropecuarias, con el apoyo de guías impresas en el periódico El Campesino, que se regalaba los domingos en la plaza principal de cada pueblo. Este modelo educativo famoso entonces en toda América, no se continuó ni se modernizó por falta de apoyo estatal.

Increíble que 70 años después, muchos de nuestros campesinos tengan que utilizar más o menos el mismo sistema educativo porque sus veredas no tienen luz, ni señal para el celular y mucho menos un computador. Hoy oía la historia de unas niñas campesinas que te-nían que caminar kilómetros para llevar sus tareas a la casa de la maestra en cuadernos envueltos en plástico para protegerlos de la lluvia; allí recibían las guías para la siguiente semana. Y esto no es un ejemplo exótico, lo que sucede es que poco pensamos en que en nuestra Colombia campesina viven muchos niños que estudian en escuelas rurales y que hoy muy difícilmente lo hacen porque en su terruño no existe la virtualidad.

¿Cómo pretender que este sea un país equitativo con semejantes diferencias? ¿Cómo esperar que un campesino nuestro acceda a la universidad? Esta pandemia nos ha hecho pensar en las grandes desigualdades económicas y sociales que tenemos. Nuestro dilema no debería ser si la educación virtual es buena o no, sino cómo y cuándo esta podría llegar a todo el país.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad