sábado 27 de diciembre de 2014 - 12:01 AM

Metrolínea: La estocada final

Escuchar este artículo

El Concejo de Bucaramanga solicitó unánimemente que el carril exclusivo de Metrolínea sea de uso mixto durante la construcción del Tercer Carril de la Autopista. De ser aceptada esta propuesta será la estocada final para su desaparición, hecho que muchos han estado esperando desde que se creó.

Metrolínea ha requerido multimillonarias inversiones y esfuerzos enormes y su premisa indispensable es su mayor rapidez sobre taxis o vehículos particulares. Ese es su atractivo, como el Metro o el Tren. Si todos transitamos a la misma velocidad, Metrolínea pierde competitividad. La Constitución establece que los intereses de las mayorías (transporte masivo), primen sobre el individual (vehículo particular).

Tampoco entendemos el “acompañamiento” que el Concejo pide a la Procuraduría. Es una decisión técnica y no política, legal o moral. Sería más conveniente “acompañarnos” de Enrique Peñaloza, Planeación y Gobierno Nacional que financió buena parte del proyecto y supervisa los Sitm de todo el país, aún de asesores extranjeros con experiencias exitosas como Curitiba. No politicen un tema que es de especialistas, ese ha sido el cáncer de Metrolínea, donde los expertos nunca han sido escuchados y se aplican propuestas inconexas, improvisadas y atolondradas.

La Sociedad Colombiana de Arquitectos ha hecho juiciosos planteamientos que resumo: No hubo una planeación integral ni liderazgo para ejecutar modificaciones urbanas básicas para que Metrolínea se coordinara en los cuatro Municipios. La UIS, diseñadora del proyecto, muy técnica y científica, carece de planificadores urbanos y expertos en estos campos. La baja capacidad financiera implicó proyectos incompletos; aún los fundamentales están hoy en planos o paralizados. Faltó autoridad, la debilidad estatal para defender el Sistema hizo que las presiones de los transportadores pesen más que las recomendaciones técnicas. El caos generado por el cambio y el mal comportamiento ciudadano, debió implicar un proceso masivo de educación cívica para modificar costumbres, esto motivó en los estratos populares pasarse a la moto o al transporte pirata. Preocupa ver a los diseñadores eludir responsabilidades, en lugar reconocer errores y proponer soluciones y al Concejo, el interés de acabar con el Sistema.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad