miércoles 12 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Otra vez Metrolínea

La Fundación Participar desarrolla sus actividades de participación ciudadana principalmente alrededor de dos líneas de acción: la cultura ciudadana y la lucha contra la corrupción.

Sobre la cultura ciudadana, una de las tareas en las que más se ha insistido con autoridades públicas y empresarios privados, ha sido la de dar a conocer, a través de un gran programa educativo, el Manual de Policía, Convivencia y Cultura Ciudadana, instrumento muy valioso aprobado por el Concejo Municipal del año 2007 y que sería básico para iniciar un verdadero Plan de Cultura Ciudadana en Bucaramanga. Obviamente se trata de una propuesta de largo alcance y cuyos resultados, como todo programa educativo serio, no se verían en forma inmediata. Pero habrá que empezarlo algún día.

Mientras tanto y por lo pronto, urge adelantar un programa de aprendizaje ciudadano para el buen uso de Metrolínea. Este tema, también insistentemente trabajado por la Fundación a través de Foros, Columnas de Opinión, Visitas a las Obras, Conferencias, Programas Radiales, amerita ser atendido por las autoridades departamentales y locales, así como por la ciudadanía en general, si no queremos que tan anhelado sistema de transporte masivo se convierta en otro elefante blanco igual o peor que Neomundo.

Y es que fuera de las múltiples incomodidades sufridas con demasiada paciencia por los vecinos de tan mal planeadas obras, la ciudadanía no ha sido informada en absoluto sobre lo que significará ese cambio en el transporte del Área Metropolitana, que se supone es algo más que unos buses grandes que llevan y traen pasajeros.

Sería apenas justo que alguien le dijera a la ciudadanía en qué consiste el famoso Sistema Integrado de Transporte Masivo, SITM, empezando por explicar ¿por qué Sistema? ¿Integrado a qué? ¿Cómo funciona? ¿Cómo se usa? ¿Qué beneficios trae? ¿Qué ventajas habrá para la movilidad en la ciudad?
Tomando como ejemplo lo que hicieron en Medellín un año antes de poner en funcionamiento su Metro, la Fundación Participar ha diseñado varios proyectos educativos encaminados a desarrollar o coordinar diversas actividades para la promoción y difusión de los beneficios e impactos que, en la cultura ciudadana, tendrá Metrolínea, así como de la forma y el buen uso que debe darse por parte de los usuarios. Tales proyectos han sido presentados y explicados desde hace tiempos a Metrolínea y a algunas empresas privadas, pero no se ha recibido respuesta alguna.

Yo creo que si, según lo prometido, Metrolínea se inaugura en diciembre próximo, nos van a sorprender con algún plan de capacitación en los próximos días pues de lo contrario no habrá tiempo para hacer algo responsable.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad