sábado 13 de julio de 2019 - 12:00 AM

Promotores

una pedagogía fundada en el juego, el arte y el cuidado del medio ambiente es una estrategia poderosa para transformar la escuela tradicional y convertirla en un espacio para la equidad

La Jornada Escolar Complementaria es una estrategia que busca promover la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo de las instituciones oficiales. Cuenta con un enfoque pedagógico cultural, que le brinda a los niños y jóvenes diferentes espacios, para explorar el contexto y desarrollar las competencias ciudadanas.

El programa atiende a 24.436 estudiantes de 62 instituciones educativas, de 26 municipios de Santander, en las modalidades de: Formación ambiental, formación artístico cultural y formación deportiva, orientadas a fortalecer las competencias básicas y ciudadanas haciendo buen uso del tiempo libre de los niños y jóvenes.

En la modalidad de formación deportiva se usa el deporte como agente educativo, formativo y recreativo. Las Escuelas de Formación Deportiva apoyan a los niños en lo relacionado con el nivel técnico deportivo y el nivel de competencia que este requiere. Se realizan diferentes torneos, visitas a escenarios deportivos y talleres que contribuyan a la formación en el área.

La Formación Artística y Cultural busca que los niños reconozcan y valoren la belleza en todas sus manifestaciones. Con esto se pretende desarrollar la percepción, la imaginación y el juicio crítico y estético.

La Formación Ambiental promueve que los niños y jóvenes de cada institución educativa tengan un espacio agradable y entiendan las implicaciones que tiene el cuidado y protección del medio ambiente.

El programa está próximo a cumplir veinte años, ha logrado disminuir la tasa de deserción escolar y el trabajo infantil, fomentar la cultura y el arte, promover talentos artísticos y deportivos y contribuir al embellecimiento de las instituciones educativas.

Como experto en Educación considero que una pedagogía fundada en el juego, el arte y el cuidado del medio ambiente es una estrategia poderosa para transformar la escuela tradicional y convertirla en un espacio para la equidad, el desarrollo integral, el cultivo de la alta inteligencia, pero sobre todo, en una escuela creadora de ciudadanos felices.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad