miércoles 22 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Publicar es existir para siempre

La riqueza de un pueblo está cifrada en la capacidad de identificar sus problemas y encontrar soluciones para superarlos.

Hace cerca de siete años la Fundación Participar me invitó a hacer parte de su grupo de columnistas y expresar públicamente mi opinión sobre el acontecer regional y nacional, con libertad de pensamiento, responsabilidad en lo expresado y mentalidad constructiva. No dudé en aceptar y agradecer tal invitación, pienso que quienes hemos tenido la oportunidad de vivir la vida y acumular conocimiento y experiencia, tenemos la obligación de expresar opiniones, porque ello enriquece el debate civilizado y racional, permite dar a conocer otras ideas y propiciar un mejor conocimiento para tomar posiciones.

Un grave problema de nuestra sociedad es la incapacidad de escuchar al otro y creer que la verdad y la razón está en lo que nosotros pensamos, pero algo más, creer que el que piensa diferente es nuestro enemigo. Hoy, cuando el país se encuentra sumido en una polarización y un radicalismo destructivo, con más razón debemos establecer lazos de comunicación que permitan escuchar más y hablar menos, dialogar más que hablar y pensar antes de hablar.

Durante estos años he abordado los temas dentro de los principios expresados a mi ingreso como columnista de Participar y espero haber podido llegar a muchos lectores, pero lo más importante, que mis columnas hayan aportado algo a una nueva forma de mirar la vida y los acontecimientos. Quise siempre ser crítico de los hechos, pero también aportar propuestas de solución, porque los lamentos solos no construyen, por el contrario, dejan tristeza y desolación. La riqueza de un pueblo está cifrada en la capacidad de identificar sus problemas y encontrar soluciones para superarlos.

Esta no es una despedida, es sólo un cambio de forma, el diario Vanguardia, dentro de su reestructuración, me ha invitado a hacer parte de sus columnistas semanales, lo cual es un honor que agradezco. He aceptado este compromiso, porque desde esta nueva forma podré expresar con más frecuencia mis opiniones y podré sembrar más semillas en el pensamiento de otros, así ellas solo sirvan para ejercitar la mente y reflexionar, un acto que deberíamos hacer permanentemente.

Hasta pronto.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad