Publicidad

Fundación Participar
Martes 16 de enero de 2024 - 12:00 PM

Puerto Nariño rapsodia de sensaciones

Compartir
Imprimir
Comentarios

Puerto Nariño es el segundo municipio del departamento del Amazonas, ubicado a 75 Kilómetros de Leticia, río Amazonas arriba. Es el punto de encuentro de las etnias Ticuna, Cocama y Yagua, comunidades que conservan sus propias lenguas, tradiciones culturales, y una profunda relación con la selva que garantiza la conservación de un ecosistema frágil y con grandes amenazas.

Todas las vías son peatonales (sólo dos vehículos están autorizados para circular: la ambulancia y el que recoge las basuras). Las calles son limpias y aromatizadas por las plantas amazónicas. Al caminante lo acompaña el canto de las aves y el color de los jardines exteriores de las casas. Allí se hace realidad las palabras del poeta “el verde del Amazonas es de todos los colores”. En los atardeceres, cuando el sol se vuelve multicolor sobre el horizonte del inmenso río Amazonas, los ojos se llenan de belleza y la vida se hace liviana y alada.

La cocina de Puerto Nariño rinde tributo a los productos del río: Pirarucú, Gamitana, Pintadillo, Arawana, entre otros peces preparados con ingredientes y fórmulas tradicionales de los pueblos amazónicos. También la selva ofrece los frutos de la región que se pueden degustar en forma de jugos o helados: azaí, arazá, aguaje, cocona, copoazú, camucamu.

Para fortalecer sus lenguas y culturas se creó desde hace 30 años el Festival Autóctono de Danza, Murga y Cuento que se celebra cada año finalizando diciembre. Las danzas representan la relación de los pueblos con la selva, el río, los animales salvajes y la prosperidad. Las murgas son ritmos interpretados en lengua nativa y acompañados con instrumentos acústicos elaborados por las mismas comunidades. Durante tres días se realiza el reinado de la Diosa Ticoya, las candidatas deben desfilar en traje ecológico, elaborado con material de reciclaje. Un traje artesanal. que representa las costumbres propias de cada etnia.

Puerto Nariño le permite al visitante desarrollar el interés y la curiosidad por comprender otras formas de vida diferentes a los nuestras, valorar la diversidad cultural como experiencia de transformación personal y social y, sobre todo, estar dispuesto a aprender de otras formas de relacionarse con la naturaleza. Cualidades que estamos perdiendo por el culto a la prisa, la superficialidad y el excesivo tiempo destinado a las redes sociales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad