miércoles 06 de enero de 2010 - 10:00 AM

Realizaciones y frustraciones

Es costumbre por esta época del año desear lo mejor para quienes nos rodean, así como para la ciudad, la región y el país en general, buenos deseos que están irremediablemente unidos a las realizaciones y compromisos del pasado.

Como logros importantes para nuestra región en el 2009 es justo reconocer la iniciación de las obras de la Represa del Sogamoso, verdadero sueño santandereano durante varias décadas; la puesta en marcha del Teleférico de Panachi, con la plazoleta-estación en la Mesa de los Santos, gran atractivo turístico de Santander; los exitosos resultados de la educación pública básica del Departamento, reconocidos a nivel nacional; el inicio del programa 'Bucaramanga cómo Vamos', cuyos primeros resultados técnicos se tendrán próximamente; las bajas tasas  de desempleo en la ciudad; el comienzo de la restauración del Teatro Santander, valioso ícono cultural de Bucaramanga. Sin embargo, muchas frustraciones nos deja el 2009 a la región y a nuestra ciudad.

En cuanto a vías, es inaudito que aún no tengamos una vía decente al aeropuerto, obra iniciada hace más de dos años y que debería haberse entregado a finales del 2008. Es imperdonable que después de 780 días de colapsado no se haya iniciado la construcción del puente de Flandes, obra de características bastante sencillas, y que con gran desfachatez se nos informe recientemente que dicha construcción demorará dos años. También resulta indignante que continúe en veremos  la famosa doble calzada a Cúcuta, prometida por varios gobiernos.

Increíble resulta que luego de más de tres años de penalidades por las obras de Metrolínea, todavía no se haya puesto en servicio y que las insólitas propuestas de su Gerente, ante la confusión creada cuando se ensayó su iniciación, sean la utilización de la carretera antigua a Floridablanca y la extensión del pico y placa de 12 m. a 2 p.m.

No se entiende cómo Bucaramanga está cada día más sucia, si desde diciembre de 2008 la CDMB divulgó con bombos y platillos la Ley con la cual dizque se solucionaría este grave problema de la ciudad, mediante las drásticas sanciones allí establecidas.

Y en cuanto a la política, es triste y vergonzoso que los múltiples escándalos por corrupción hayan afectado especialmente a nuestra región y que los partidos poco o nada hayan hecho por censurar tales conductas.

Si bien el balance no es bueno, debemos conservar la esperanza de que este año sea mejor: que nuestra región sea mirada con consideración por los gobernantes correspondientes, y que logremos una real reivindicación ante el país, participando responsable y masivamente en las próximas elecciones para elegir personas que representen dignamente a Santander en las corporaciones públicas nacionales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad