sábado 03 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Revivamos nuestros sueños

El envío, por parte de un amigo, de un video que presenta los múltiples intentos realizados desde hace muchos años para lograr la interconexión Bucaramanga- Cúcuta por el Alto del Escorial, me hizo recordar el empeño que PARTICIPAR le puso a esta propuesta durante mucho tiempo por considerarla fundamental para el desarrollo regional. Escritos, tertulias, foros con expertos ingenieros, entrevistas con parlamentarios y gobernantes, en fin, se acudió a todos los medios para convencer a los responsables de la infraestructura vial nacional, que esta carretera sería la mejor solución terrestre para la conexión de Colombia con el exterior; y cuando el proyecto tenía estudios de fase lll, compra de predios, licencias ambientales y los recursos ofrecidos por el presidente Uribe, resultado de la venta de las electrificadoras de los departamentos de Santander y Norte de Santander, cuando todo estaba listo, a ciertos políticos les pareció que era demasiado dinero para invertirlo en una sola vía, y hasta ahí llegó el proyecto.

Hoy, cuando uno de los principales cambios adelantados por el presidente Petro ha sido la reanudación de relaciones con Venezuela con todo lo que esto implica de apertura comercial, es oportuno revivir el sueño de la mencionada vía, pues transitar por la carretera actual, sobre la absurda solución que pretendieron darle a la carretera antigua, se ha convertido en un verdadero calvario y no sería posible pensar en un tránsito comercial por semejante vía.

La propuesta vial mencionada fortalecería la puesta en marcha de la Región Administrativa y de Planificación RAP el Gran Santander, creada en mayo de 2021 y conformada por los departamentos de Santander y Norte de Santander.

Además, sería de importancia estratégica al permitir conectar los sistemas de transporte fluvial del rio Magdalena con la zona fronteriza venezolana en momentos en que lo que necesitamos es mejorar la integración regional y no jugarle a propuestas divisionistas como la de crear un nuevo departamento en el Magdalena Medio, quitando municipios aledaños al río Magdalena que pertenecen a diversos departamentos del país, y restándole a Santander su mayor fuente de recursos como es Barrancabermeja.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad