sábado 11 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Sintonizados con la juventud

Será responsabilidad de los consejeros elegidos demostrar que no son apéndices de los políticos, que van a actuar con vehemencia e inteligencia y que sus reuniones trataran temas de interés público

La participación de los jóvenes en las elecciones del pasado domingo fue frustrante. Este nuevo espacio de participación ciudadana, abierto por la Ley 1185 de 2018 para crear los Consejos de Juventudes, busca que los ciudadanos de 14 a 28 años se acerquen a las definiciones públicas, pero lamentablemente sólo votó el 10% de los potenciales votantes. Bajísima proporción comparativamente con las elecciones tradicionales, en las cuales a manera de ejemplo, el 60,65% votaron por gobernadores, el 61,28% por alcaldes, 60,19% por asambleas, 59,23% por concejos, 55,19% por congresistas y por Presidente el 48,82%. Este 10% demuestra desinterés e indiferencia por proponer soluciones, en contraste con sus beligerantes reclamos e inconformidades.

Todos estábamos expectantes y entusiasmados con estas elecciones, porque los jóvenes son el futuro del país y además, en las manifestaciones y conflictos de los últimos meses, han sido ellos los protagonistas y los más afectados por la pandemia COVID-19, unos como estudiantes, otros como empleados y todos en su bienestar, salud física y emocional, con consecuencias graves ahora, a mediano y a largo plazo.

Otro aspecto que me deja insatisfecho, es que si bien la Ley permitía que se inscribieran por tres caminos diferentes, la mayoría lo hizo por partidos políticos, que ellos dicen menospreciar. Seguramente estos partidos, como lo hacen con los ediles de las JAL y las acciones comunales, los van a manejar, porque hoy ningún partido tiene ideología y son simples maquinarias. Las cifras preocupan: listas independientes sólo fueron el 37,91% (12.447), de procesos y practicas organizativas el 13,68% (4.493), mientras que de partidos y movimientos políticos el 48,39% (15.889). En varios municipios sólo salieron de partidos políticos, que en todo el país arrasaron en las elecciones.

Será responsabilidad de los consejeros elegidos demostrar que no son apéndices de los políticos, que van a actuar con vehemencia e inteligencia y que sus reuniones trataran temas de interés público y no político o personal. Por otro lado, que sus planteamientos sean realmente tenidos en cuenta por el gobierno para volverlas hechos concretos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad