sábado 19 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Una justicia justa

La honra es para Álvaro Uribe su bien más preciado y ha dicho que la defenderá desde la cárcel o en libertad.
Escuchar este artículo

Álvaro Uribe es el primer expresidente de Colombia que es llevado a indagatoria ante la CSJ. Ante el polarizado ambiente surgido alrededor de este hecho, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia ha pedido a los colombianos confiar en la justicia. Y eso es exactamente lo que todos quisiéramos, tener confianza absoluta en la majestad e idoneidad de las Cortes como máximos órganos, certeza de que sus decisiones solo se atienen a las pruebas válidas y al derecho.

Para sus seguidores, un hombre valeroso que salvó al país de la amenaza narcotraficante, delicuencial y guerrillera, que persiguió la ilegalidad con decisión, que ha dedicado su vida a servirle a Colombia siendo uno de los políticos más destacados y queridos por su pueblo, no puede ser humillado y torturado de manera tan inclemente. Pero para quienes se mueven más por el odio a Uribe que por cualquier otra motivación, solo habrá justicia si es condenado, no admitirán otro veredicto. Lo condenan a priori en un acto de irrespeto a la justicia.

La gratitud que medio país le profesa a Uribe no significa que él no pueda ser objeto de críticas y cuestionamientos o que le esté permitido quebrantar la ley. Pero sí es motivo para exigir que tenga las garantías mínimas que se darían a cualquier ciudadano, máxime a quien ha arriesgado tanto por servir a su país.

En cualquier caso, estamos ante un proceso que produce muchas inquietudes: “chuzadas” ilegales al teléfono del expresidente admitidas como pruebas legales, probadas alteraciones de las transcripciones de esas conversaciones, testigos manipulables que cambian sus versiones, que el pago a un testigo se considere bueno o malo dependiendo de quien pague, la violación de la reserva sumarial, las constantes filtraciones a los medios, entre muchas otras. Son hechos que generan razonables temores.

La honra es para Álvaro Uribe su bien más preciado y ha dicho que la defenderá desde la cárcel o en libertad. ¿Acaso no es esa una manifestación de acatamiento a la Justicia?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad