miércoles 21 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Oasis

Un devoto le dijo a su Guía espiritual que quería hacer una larga peregrinación al santuario de su credo. El Guía le preguntó:

- ¿Por qué necesitas ir a ese lugar? - Para ver a Dios.

- Dame todo el dinero que piensas llevar para el viaje.

El devoro se lo entregó y el Guía fue con él a un hospicio y lo dio para los pobres.

- Sé que allá en ese templo ibas a hacer muchas inclinaciones, hazlas aquí delante de estos menesterosos.

El devoro así lo hizo y se inclinó reverente ante los ancianos y los pobres que allí moraban.

- Ahora sí has conseguido lo que te proponías, porque has visto a Dios y lo has amado. Y escucha algo:

Desde que los grandes santuarios han sido, ni un solo minuto Dios ha morado allí.

El mora en el corazón humano y nunca deja de habitar en ti. Viaja a tu corazón y sirve a Dios en tus hermanos. Esa es la verdadera religión.

*************

William James fue un filósofo americano que estudió la conciencia y  los fenómenos paranormales. Una vez dijo:

'El mayor descubrimiento sobre el ser humano es que la persona que cambia su actitud, puede cambiar su realidad'.

Todo depende de la actitud, de cómo reaccionas ante los hechos: Con fe o desaliento, compromiso o derrotismo.

Cuando cambias tu actitud y tu mente, entonces la sombra se convierte en luz radiante.

Tu vida no es un enigma sin solución cuando amas de verdad y le das prioridad a los asuntos del espíritu.

Tu vida fluye serena a pesar de los contrastes cuando sabes detenerte y tomas consciencia.

Aprende a entrar en tu interior, te examinas reconoces tus vacíos y haces planes para mejorar.

Cambiar de actitud no es fácil, pero aquellos que lo hacen se ubican y se convierten en seres de luz.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad