miércoles 03 de junio de 2009 - 10:00 AM

Oasis

Dios mío, eres mi fuente de energía, mi refugio y mi esperanza, eres todo para mí.

Aumenta mi fe porque tiendo a vacilar zarandeado por la adversidad y en las crisis.
No dejes que llegue al precipicio y llévame a las alturas con el poder de tu santo Espíritu.
Quiero seguirte fielmente, escuchar tu voz, acatar tus mandatos y amarte infinitamente.
Necesito tu fuerza cuando el mal me seduce y tu sabiduría cuando llegan las decisiones importantes.
Gracias por tantos beneficios y, en especial, por tu perdón generoso y tu amor sin medida.
Cuida a los que amo, haz que sólo piense en servir y que viva un amor sincero y comprometido.
Mi fuerza está en tu poder, mi paz en tu presencia, mi felicidad en amarte y ser un ser de luz.
***
En 1949 Frank McNamara salió a comer con su esposa en un restaurante de Nueva York.
Disfrutaron la cena y, cuando se pidió la cuenta, cayó en la cuenta de que había dejado su billetera.
Su esposa arregló el impasse, pero él se propuso buscar la manera de no repetir esa embarazosa situación.
Fue así como en 1950 creó la tarjeta Diners Club en unión con su abogado Ralph Schneider.
Una vez más se comprobó que un problema es una oportunidad cuando se asume con ánimo y creatividad.
La necesidad y la dificultad no son dos adversarias, son buenas aliadas del cambio y el mejoramiento.
En la vida los 'problemas' y las 'crisis' son situaciones exigentes que llegan para despertarnos y movernos.
El pesimista los maneja con derrotismo, el optimista los toma como desafíos y crece con ellos. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad