miércoles 29 de abril de 2009 - 10:00 AM

Oasis

Nora Esperanza Cruz ha dedicado su vida a rehabilitar prostitutas pobres y a sus niños en la oscura zona del Cartucho.

No tiene hijos pero le sobran porque esas mujeres renovadas y sus hijos la adoran y le dicen mamá.
Su Fundación Vida Nueva en Bogotá, es ejemplar y nos muestra todo lo que se logra con la fe y el amor.
Giovanni es un humilde mecánico de Medellín y desde hace años sirve a los niños y adolescentes de la calle, muchos de ellos adictos.
Ellos lo llaman Papá Giovanni y un buen número de ellos ha mejorado su vida. A otros ha tenido que enterrarlos.
Rocío Laverde ayuda con profundo amor y calladamente a jóvenes violadas o en alto riesgo.
Cientos de niñas han encontrado luz y amor en su Fundación Cermujer, de Cali. Pero a ella no le interesa figurar sino servir.
Los anteriores son tres ejemplos entre muchos de esos colombianos ejemplares, ricos en humanismo. Y tú ¿qué haces por los que sufren?
Cuenta una leyenda que Buda y Jesús retornaron a la tierra y, entre muchos lugares que visitaron, entraron a un partido de fútbol. El estadio estaba lleno y las barras animadas para un clásico entre un equipo cristiano y uno budista.
Comenzó el juego y los que estaban cerca a ellos no salían de su asombro cuando había un gol. El hecho es que tanto Jesús como Buda celebraban con el mismo entusiasmo los goles de ambos equipos.
Por eso, cuando el árbitro pita el final del primer tiempo, les preguntaron: Un momento, no entendemos. ¿Ustedes con cuál equipo están? Y ambos respondieron casi al unísono: Con ninguno, estamos con el buen fútbol.
Acá termina la historia y usted amigo lector o lectora, saque su propia conclusión.
Si lo desea, piense un buen rato en la tolerancia, en el pluralismo, en la no exclusión y en el respeto. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad