miércoles 19 de junio de 2019 - 12:00 AM

Oasis

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Gonzalo Gallo

Según cuenta la historia, el 25 de diciembre de 1492 se celebró la primera Navidad en tierras americanas en La Española.

Esta isla la bautizó Colón con ese nombre y ahora comprende a República Dominicana y Haití.

La palabra pesebre se deriva del latín praesepem, que es un cajón para la comida de los animales.

El buey es símbolo de la paciencia y el trabajo. El asno acompaña al buey y es símbolo de humildad.

En mitad del Océano Índico existe una isla llamada Navidad, a 360 km al sur de Yakarta, la capital de Indonesia.

En Etiopía realizan una ceremonia de baño en los ríos en Navidad.

La palabra Navidad en japonés es: Kurisumasu.

En Gran Bretaña, en 1552, se prohibió la fiesta de la Navidad y no se volvió a instaurar hasta 1660.

En México desde el 16 de diciembre celebran las Posadas: Cada día una escena muestra a María y José que peregrinan a Belén.

Tres estrellas iluminan una buena Navidad si tú las pones en tu cielo: Espiritualidad, familiaridad y solidaridad.

Celebrar el nacimiento de Jesús bien es tenerlo presente, amar como é, seguir sus huellas y obrar bien.

Navidad es una buena época para nutrir tu espíritu al orar, meditar, leer algo inspirado y vibrar en el amor.

Al mismo tiempo, la Navidad te invita a imitar las virtudes de la hermosa familia de Nazareth.

Los únicos regalos que los tuyos necesitan es tu amor, tu presencia, tu comprensión, tu perdón y tu bondad.

¿Cómo se puede disfrutar eso si hay disensiones, desunión, engaños, altercados o sufrimiento debido al alcohol o las drogas?

Finalmente, una feliz Navidad lo es de verdad si compartes con los que no hacen pesebre porque en él viven.

¿Qué tal si en Navidad inviertes en los que poco o nada tienen ese dinero que gastas para los que nada necesitan?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad