miércoles 16 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Oasis

Al filósofo danés Soren Kierkegaard se atribuye una parábola que dice así:

'Dos artistas se encontraron y uno de ellos dijo: He viajado por todo el mundo.
Hasta ahora no he encontrado un solo rostro que en mi opinión, merezca ser llevado al lienzo.
El segundo le dijo: Nunca he salido de mi pueblo y no conozco un solo rostro que no merezca ser pintado'.
La realidad es la misma para todos pero cambia totalmente según la mirada y la actitud.
La verdad es que somos nosotros los que creamos una realidad luminosa o sombría.
Casi siempre vemos afuera lo que hay dentro de nosotros mismos: pétalos o espinas, barro o agua pura.
Admiras dones o críticas fallas que tú mismo tienes y es dentro de ti donde debes pulirte.
* * * *
Hay dos palabras muy valiosas para los japoneses: Sei-do: quietud y actividad. ¿Cómo armonizarlas?
La sabiduría está en el equilibrio, en ese Camino medio del cual habló tanto Buda.
Evitar extremismos que tensionan y buscar con mucho amor la armonía interna y externa.
La sociedad presiona y necesitas fortaleza para detenerte y crear espacios de paz y trascendencia.
Actuar es clave para lograr tus metas, pero con serenidad logras más que viviendo en el frenesí.
Organiza tu vida, deja el acelere, entra dentro de ti y siente a Dios en tu íntimo ser.
A Jesús le gustaba apartarse a un sitio solitario, orar y estar sereno lejos del ruido y la agitación.
Si tú lo haces tendrás paz, equilibrio y no morirás de Karoshi: muerte por exceso de trabajo, en japonés.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad