viernes 07 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Brújula para el mundo contemporáneo

Escuchar este artículo

Uno de los aspectos más importantes de la formación de las Naciones es conocer el pasado. Varios medios de comunicación han puesto de presente la negligencia que existe en Colombia para implementar los estudios de historia en bachillerato. La revista Semana comenta que a pesar de existir una ley que ordena que el plan de estudios de secundaria debe incluir la historia como materia básica, infortunadamente la negligencia de los gobiernos ha impedido que esto se realice. Es así como el estudio de nuestro pasado todavía queda en el limbo. Es preciso destacar, que en la mayoría de los países el conocimiento del pasado es fundamental. No solamente los pueblos que tuvieron trascendencia en la antigüedad sino países con estructura contemporánea destacan los estudios de las épocas pretéritas. Estados Unidos, Perú, México, permanentemente le dicen al mundo cual fue el recorrido de su pueblo.

El recuerdo de los hechos y personajes de la antigüedad forma parte de la vida moderna. Traer a la memoria los libros de esta materia, llena de satisfacción al lector. Recordar por ejemplo, a Senaquerib, Hammurabi, Sardanápalo es verdaderamente emblemático, porque muestra la forma cómo gobernaban estos aristócratas. Así mismo, las historias de Grecia, incluyendo la Guerra de Troya con el subfondo romántico de Helena y Paris, y como uno de los reyes más importantes de Inglaterra tuvo tantas esposas como colonias. Por otro lado, la historia de Colombia debe incluir todos los aspectos de la vida. Es preciso hacerla agradable. Quienes resolvieron acabar con esta materia realmente no entendieron su proyección. Empezaron por criticar los viejos textos y no los sustituyeron. Infortunadamente, nuestro premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez estuvo entre los sabios que acabaron con esa materia.

Afortunadamente, hay escritores contemporáneos que nos han recreado la historia. Debemos recordar a Indalecio Liévano Aguirre y últimamente a Jorge Orlando Melo. Quien con su obra nos cuenta pasajes importantes de nuestro pasado escritos en buen castellano y con magnifica información. Y con lo que respecta la historia universal debemos destacar el libro “Brújula para el mundo contemporáneo” de Diana Uribe, quien con buen español y formas agradables nos relata la historia universal con planteamientos sobre la proyección de la economía, las guerras y los personajes para el mundo moderno. Explica por ejemplo, los antecedentes del Nacional Socialismo y señala la trascendencia y peligro que existe con el Nacionalismo, que se está apoderando de Europa. Esta obra no solamente es agradable, sino que pone al lector a pensar en el futuro del mundo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad