viernes 20 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Duelo por circulación

Uno de los aspectos más importantes de la vida moderna de las ciudades es la forma como se organice la circulación de los vehículos.

El manejo de las esquinas para la fluidez del paso de los vehículos comenzó con la ubicación de los llamados Policías de Tránsito o Agentes, quienes con mucha dificultad lograban detener los carros de un lado, mientras pasaban por la otra vertiente. Eran muy admirados, los parranderos amanecidos hacían el 'oso' dirigiendo el transito y los orates querían ser o Napoleón Bonaparte o Policía de Transito. Pero los reales eran unos verdaderos héroes. Luego, llegaron los semáforos y los celebres funcionarios oficiales tuvieron que dedicarse a controlar el cumplimiento de las normas.

Ese control existe en todo el mundo y fue Julio Cesar, el famoso dirigente romano quien dio las primeras normas sobre este tema en la ciudad de Roma. No debió ser muy difícil porque esa capital del mundo no tenía más de un millón de habitantes. Era un poco más grande que nuestra Bucaramanga. Pero la administración romana era muy eficaz y eso, en parte, los llevo a dominar el mundo. Hoy, hay ciudades como Washington donde el transito funciona a la perfección y los peatones también respetan todas las normas vigentes.

Hace algunos años fui sancionado por estacionar mi automóvil en una 'bahía', ubicada en la zona comercial de Cabecera. Fui a circulación, alegue la ausencia de avisos que prohibían el estacionamiento en ese lugar pero todo fue en vano. Acepte la sanción, pero de ahí en adelante nunca dejo mi carro en lugares diferentes a los parqueaderos. Prefiero caminar varias cuadras pero no incumplo las normas del código de transito.

Sin embargo, en estos tiempos del siglo XXI encuentro que en Bucaramanga 'todo el mundo' estaciona en todas partes. En las principales avenidas se encuentran carros abandonados en ambos lados de la vía, con el consiguiente deterioro de la fluidez del tránsito. La 48, igualmente la 45, la calle 41 y peligrosamente la 36 y la 15 son ocupadas por automotores que estacionan en cualquier sitio. Y en Cabecera, esta situación es un verdadero desastre. Alguien me decía que el problema consiste en que acabaron con la Oficina de Circulación y Tránsito. No sé si esto haya ocurrido.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad