viernes 27 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

El sendero de la Anaconda

Además de la belleza del paisaje, encontramos en la película un recuerdo del presidente Virgilio Barco.... fue este expresidente quien le devolvió la tierra a los indígenas
Escuchar este artículo

Excelente producción del ‘Sendero de la Anaconda’, película colombiana sobre las bellezas del Amazonas. El verde paisaje nos muestra las maravillas de la selva, los ríos como hilos de plata que serpentean rodeados del verdor de los árboles. El paisaje es grandioso y magnífico. En estos tiempos de cambio climático, el Amazonas es el verdadero pulmón del mundo. Se equivoca, como en otras cosas, el presidente del Brasil cuando rechaza la característica especial del gran río. Muchos recuerdos se vienen a mi mente al ver esta película. Mi paso por el Amazonas en el servicio consular fue una época de grandes experiencias. Conocí el nacimiento del río y pude observar recuerdos que quedan de la casa Arana convertida en mito por la obra de José Eustasio Rivera. Y vuelve a mi mente la última frase de la Vorágine: “Se los tragó la selva”.

Además de la belleza del paisaje, encontramos en la película un recuerdo del presidente Virgilio Barco. Recuerda la producción que fue este expresidente quien le devolvió la tierra a los indígenas del Amazonas. En consecuencia, hoy estas comunidades son privilegiadas, porque pueden organizar su vida en consonancia con sus ancestros. Recordar esta situación nos señala una gran virtud del expresidente Barco, quien además de ser un excelente mandatario, ubicó en el siglo XX a los habitantes de nuestra selva. La leyenda oscura que ubicó a Barco como un mandatario ineficaz se borra con esta actuación patriótica.

Me viene a la mente también las historias que se tejieron alrededor del presidente Turbay Ayala. Se le tildó de ignorante, porque no tenia título profesional y en las tertulias santafereñas se hacían chistes sobre su torpeza. Alberto Lleras tampoco tenía título profesional y fue uno de los mejores presidentes que ha tenido Colombia.

La solución que le dio Turbay al célebre secuestro de la embajada fue excelente y evitó una verdadera masacre. Y cuando dijo que se debía reducir la corrupción a sus justas proporciones tenía razón.

Hoy, que un fiscal anticorrupción tiene una oficina para el delito y un Presidente de la Corte vende una providencia, entendemos las palabras del Expresidente.

Como corolario de todos estos comentarios es preciso destacar la producción amazónica como un verdadero ejemplo de belleza y patriotismo.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad