viernes 12 de julio de 2019 - 12:00 AM

El turismo

La provincia de García Rovira está sin vías y sus bellos paisajes especialmente la laguna de Ortices permanece totalmente aislada

El turismo se ha convertido en una empresa importante en todo el mundo. Hay países con una excelente infraestructura turística que han logrado importantes avances económicos. Uno de los casos emblemáticos es el del Perú que ha sido capaz de convertirse en la meca de esta economía. Igualmente es preciso destacar a varios países europeos y algunos de Asia y África. Pero esta industria turística no puede sustituir a las empresas tradicionales como las fábricas. El mundo moderno requiere de muchas fuentes de empleo y para lograr una mayor igualdad es preciso que la economía se maneje en varios estándares.

En Colombia y especialmente en Santander, estamos promoviendo el turismo sin tener una infraestructura adecuada. Las vías de comunicación son precarias, no tenemos trasporte masivo importante y falta destacar los lugares emblemáticos para los visitantes. Hace algunos días estuve en San Vicente, una de las poblaciones más ricas de nuestro departamento, y me encontré con una carretera en pésimas condiciones. La Mesa de los Santos tiene unas vías de comunicación en muy mal estado. Así pretenden mostrar ese bello lugar y dirigir los turistas a Panachi. El cañón del Chicamocha no está lo suficientemente adecuado para el turismo. La provincia de García Rovira está sin vías y sus bellos paisajes especialmente la laguna de Ortices permanece totalmente aislada a los visitantes.

La Ciudad Bonita, Bucaramanga, es un verdadero desastre en lo que respecta a las vías. Un sitio digno de mostrar como es el centro de la ciudad con su vía peatonal, es sucio y de muy mal aspecto. La democracia no riñe con el aseo, ejemplo de lo contrario es el mercado campesino del parque San Pío. Nuestras costas igualmente que son muy bellas tienen graves problemas para el turismo. Debemos entonces pensar en adecuar el país a esta nueva industria, pero sin descuidar las otras empresas. De lo contrario seguiremos siendo un país subdesarrollado. Tenemos un ejemplo muy importante en Chile, país que ha sido capaz de adecuar la economía a las grandes empresas como las vinícolas y el turismo. Debemos tener en cuenta el viejo refrán castellano “no hay que ensillar antes de traer las bestias “.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad