viernes 13 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Esguinces de la democracia

Los profesores, o docentes como los llaman ahora, tienen que hacer ahora verdaderos torbellinos jurídicos para enseñarles a sus alumnos en las facultades de derecho, cómo funciona la célebre supremacía de la constitución desarrollada ampliamente por el célebre tratadista austriaco Hans Kelsen en su pirámide jurídica.

La Constitución del 91 está siendo dolorosamente destrozada por quienes manejan el poder actualmente, sin ruborizarse ni tener propósito de la enmienda. Pero lo grave es que se realiza con mucha facilidad y sin tener en cuenta la dimensión de los constituyentes.

Uno de los ataques a la constitución es contra la descentralización y la estructura básica de cualquier democracia. El recorte de las transferencias acaba con la bonanza de los municipios y de los departamentos y vuelve al frio centralismo. Ahora pretenden quitarle facultades a las asambleas y a los consejos, para manejar el presupuesto desde Bogotá. Este proyecto tiene relación estrecha con otra perla 'democrática' como es la reelección de gobernadores y alcaldes. Esta Aspiración busca paralizar la participación y formar 'pequeños emperadores', señores de horca y cuchillo en las grandes y pequeñas aldeas.

Se dirá que el pueblo es quien elige, pero infortunadamente desde los vericuetos de la administración se manejan muchos hilos que inhiben la independencia del sufragio.

Por otro lado, se está manejando sutilmente la reelección indefinida para el presidente de la república, con el argumento pueril que las encuestas lo favorecen. Olvidan los alzafuelles que la obligación de todo gobernante es trabajar por el bien común y cumplir con el programa de gobierno.

Esta circunstancia no es novedosa es solo una verdad de Perogrullo. La democracia no es solamente elegir un gobernante, sino también la participación popular a todos los niveles. Por eso quienes la inventaron establecieron periodos cortos de los gobernantes y la no reelección. La Atenas de Clístenes era así.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad