viernes 14 de agosto de 2020 - 12:00 AM

La corrupción electoral

En varias oportunidades han aparecido personajes que llegan al poder sobre la corrupción. Organizan verdaderas empresas para comprar votos.
Escuchar este artículo

Juan Jacobo Rousseau decía que la verdadera democracia era la directa, que funcionó en las polis griegas. Luego, vino el imperio romano y seguidamente la época medieval donde el poder político lo tenían los obispos y los condes. Con la gloriosa revolución inglesa, la independencia de los Estados Unidos y la revolución francesa se inicia la democracia representativa. El pueblo debía decidir sobre el gobierno. El voto se convirtió en un instrumento de la democracia. Progresivamente fue ampliándose la capacidad del pueblo para escoger. Entraron a sufragar las mujeres y la mayoría del pueblo con algunas excepciones. Llegamos al sufragio universal.

Pero como toda actividad humana la maravillosa actuación de los pueblos para escoger a sus gobernantes, se ha visto empañada por actos de violencia o de corrupción. En algunos países obligan a votar a los electores con actos de fuerza. En otros lugares, buscan el favor del elector por medio de prebendas o de dinero. En varias oportunidades han aparecido personajes que llegan al poder sobre la corrupción. Organizan verdaderas empresas para comprar votos. Sabemos en lugares donde retienen la cedula de los posibles electores para poder pagarles el voto y que estén seguros que cumple el ciudadano. Salió a flote esta corrupción cuando descubrieron una empresa para comprar votos a favor de la senadora Aida Merlano.

Pero ese escándalo ha tenido ramificaciones que dan vergüenza. Se ha descubierto que hay algunas irregularidades en la elección del presidente Duque. Los medios de comunicación, las redes sociales y los corrillos de vecinos comentan con admiración algunos y con horror otros el ataque a la democracia. Esta situación es gravísima porque lesiona en lo más hondo las bases de la democracia. Hay testimonios, escritos y pruebas de todas las calidades. Esperamos que la investigación dé buenos resultados y si encuentran responsables que sean juzgados con todo el peso de la ley.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad