viernes 06 de febrero de 2009 - 10:00 AM

La democracia un mecanismo para el cambio

La democracia tiene sus mecanismos de defensa que le ha permitido sobrevivir  a pesar de los fuertes ataques de parte de los sectores extremistas de la sociedad.

El fascismo estuvo muy cerca de triunfar, con toda su secuela de dolor y destrucción y las dictaduras socialistas, atractivas para muchos dominaron gran parte de nuestro planeta. Vemos actualmente como, ante la crisis tan profunda que padece los Estados Unidos, su sistema político logró elegir al señor Obama, a quien los sectores deprimidos le tienen confianza.

No se trata de creer que el nuevo Presidente de los Estados Unidos va a realizar una profunda transformación en su país, pero sí existen todas las posibilidades que haya unos cambios necesarios para el buen rumbo de esa sociedad.

Ya empezó la nueva política. Nos satisface su actuación en la prisión de Guantánamo, cuando inició un proceso para eliminar ese lugar injurídico y contrario a las modernas tesis sobre derechos humanos. No podían los Estados Unidos continuar erigiéndose como defensores del derecho internacional humanitario y de los derechos fundamentales, manteniendo una cárcel que no respetaba el derecho de defensa, ni la erradicación de la tortura y que además seguía procesos en secreto como los aplicaban durante el oscurantismo medieval. Indudablemente, este fue un gran paso que deja muy en alto la democracia Norte Americana y permite esperar que la nueva administración no continúe con una doble moral.

Por otro lado, es muy importante el retiro de las tropas norteamericanas de Irak. La actitud imperialista del señor Bush lo único que trajo fue muerte y desolación, porque no era el gobierno sumita el director del terrorismo mundial. Los fanáticos de Al Quaeda continúan en su afán por enfrentarse a occidente. Es el momento, para que Inglaterra, Australia, España y todos los países que se vieron involucrados en la llamada misión pacificadora traigan de nuevo sus soldados y dejen a los iraquíes gobernarse solos.

Igualmente es pertinente la labor que comienza la señora Hillary Clinton en su posible entrevista con los dirigentes rusos, porque esto permite disminuir las tensiones y evitar que nos veamos metidos en una nueva guerra fría. Es indudablemente una nueva política que seguramente traerá nuevos frutos. La posibilidad que un partido político sea alternativa es uno de los mecanismos más importantes de la democracia. Las modificaciones son necesarias. Es una razón poderosa para no compartir las reelecciones indefinidas que solo conducen a la concentración del poder y la corrupción.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad