viernes 12 de agosto de 2022 - 12:00 AM

La iniciativa privada

El Estado y el empresariado individual son los motores de la sociedad moderna. Podemos recordar por ejemplo, como las Universidades Nacional y los Andes logran un gran equilibrio para la comunidad estudiantil

La iniciativa privada es uno de los fundamentos de la sociedad contemporánea. Coexiste con el sector público y entre ambos lograron la transformación de las comunidades primitivas y la formación de la economía actual. La libre competencia marcó en forma trascendental el progreso y cambio de las comunidades arcaicas. Componentes de la iniciativa privada: “Es una de las leyes elementales del sistema capitalista 1.

Predominio del sector privado frente al sector público. 2. Defensa del libre mercado, frente al intervencionismo estatal. 3. Predominio de la propiedad privada, frente a la propiedad pública. 4. Defensa de la oferta y demanda, como reguladores del mercado. 5. Es una de las leyes elementales del sistema capitalista.”

La utopía que entusiasmo a muchas personas, especialmente a los jóvenes se desmoronó sin violencia y como algún comentarista dijo “sin un tiro”. Los partidarios del sistema soviético evocaban a Marx como una religión. Sostenían que en los comienzos había una sociedad sin clases que llamaban comunismo primitivo, que luego vino el esclavismo, seguido del feudalismo, para dar paso luego al capitalismo o sistema burgués. Vendría después la revolución y la dictadura del proletariado. Seguiría la etapa socialista y finalmente aparecería una sociedad sin clases y sin Estado. Perdió totalmente vigencia la célebre frase revolucionaria que después del “socialismo utópico vendría socialismo científico.” Con los cambios en la Unión Soviética y Europa Oriental la maravillosa utopía paso a un segundo plano y se fortaleció la iniciativa privada.

En consecuencia las empresas surgidas por esfuerzo individual quedaron como lideres en la economía mundial. Este sistema origen del capitalismo fortaleció la iniciativa privada y generó un enriquecimiento colectivo. El Estado continuo siendo necesario y sirve para lograr un equilibrio en la sociedad. Recuerdo al poeta y profesor Rafael Ortiz González quien decía con entusiasmo: “El Estado es inmortal”. El Estado y el empresariado individual son los motores de la sociedad moderna. Podemos recordar por ejemplo, como las Universidades Nacional y los Andes logran un gran equilibrio para la comunidad estudiantil. Ecopetrol es un ejemplo de empresa estatal mientras el café es fuente inagotable de riqueza. Como corolario de estas reflexiones podemos concluir que el fortalecimiento de la iniciativa privada con la colaboración del Estado robustece las sociedades modernas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad