viernes 09 de agosto de 2019 - 12:00 AM

La politiquería

la política, entendida como la lucha por el poder y organización de los gobiernos es instrumento de la demo-cracia. Lo contrario es autoritarismo .

Algunos sostienen que la política es el arte de gobernar, otros consideran que la democracia representativa es politiquería y rechazan el voto como fenómeno de poder. Un compañero del colegio, partidario de las dictaduras socialistas, como las llamaba Duverger, consideraba que las elecciones y toda manifestación popular era politiquería. Al lado de esto existen otros analistas que no consideran el voto como recurso para acceder al poder. Se les olvida que la sustitución de la dictadura y la monarquía son las elecciones. Estos criterios fueron los que argumentó Francisco Franco para organizar una dictadura en España. Y el señor Stalin, quien se perpetuó en el poder, creía que lo que había en su país era una democracia popular. Como sabemos, tanto la derecha como la izquierda se desmoronaron con ese criterio.

Lo que sí debemos cuidar es una democracia limpia, sin corrupción, sin ataduras familiares y con una verdadera búsqueda del poder para el pueblo. Lo que está haciendo carrera contra los partidos y las elecciones conduce a la solución de los gobiernos autoritarios. La ausencia de partidos conduce a que personajes sin ninguna capacidad quieran acceder a las Alcaldías y las Gobernaciones y lo más grave, a los Concejos municipales. Estos servidores públicos no solamente producen acuerdos, sino que tienen como misión el control político. Recordemos que quienes crearon la democracia, los griegos, además de la reunión en el ágora tenían el consejo de los quinientos, organismo que controlaba las actuaciones de la asamblea popular. Era una especie de Procuraduría colectiva. En consecuencia la política, entendida como la lucha por el poder y la organización de los gobiernos, es un instrumento de la democracia. Lo contrario es el autoritarismo sin control. Para que logremos gobiernos que luchen por los beneficios populares y un control efectivo sobre las actuaciones de los mandatarios debemos fortalecer la Procuraduría, como organismo de vigilancia. Los países europeos, como Suecia y Dinamarca tienen democracias muy cercanas al socialismo teórico, pero con resultados tangibles. Verdaderamente gobierna el pueblo, porque cada día participa más y su nivel de vida va en ascenso permanente. Criticar sin criterio la política es imitar a los venezolanos, quienes no solamente se fueron contra Carlos Andrés Pérez, sino contra la democracia. Hoy los vemos en la sin salida.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad